Resumen de una nueva invasión de Venezuela. Huída.

5 10 2005

Luces a lo lejos
He descubierto cual es el motivo por el que adoro los viajes en avión. Los adoro por la gente, por la cercanía íntima y desagradable de completos desconocidos durante horas (y siempre que no haya un despegue extraño o turbulencias sobre Mongolia), que te hacen partícipes de sus innumerables rarezas, de sus comportamientos viajando entre el tópico nacional a la más absoluta anormalidad. Más aún si el pasaje es multicultural. Judíos ortodoxos con su piara de hijos, parejas de alemanes jipis en constante movimiento, chinos ruidosos y aficionados a reclinar los asientos y levantarse únicamente durante despegues, aterrizajes y turbulencias, y rusos aficionados al vodka con tos de enfisema. Desde que he entrado en el aeropuerto de Caracas, para volver, he fichado a dos rubias. También son rusas y también cumplen el tópico nacional.

Cuando a un hombre le comentas que has conocido a una rusa, automáticamente responde, es decir, pregunta, y…¿está buena?.De hecho considero que es de mala educación no preguntarlo.

Evidentemente, lo están, lo saben y lo utilizan. Se me cuelan en la facturación y no digo nada, suficiente tengo con intentar mantener mi pose de tío interesante sin que las gotas de sudor corran por mi frente. También a un cachas con camiseta ajustada, piratas y sandalias (chancletas). Éste cumple un tópico corporal. Se cuelan en la aduana. Se cuelan en la cola para el cacheo antes de entrar al avión, y toda la fila de los hombres desea cambiarse por las manos de la policía que las palpa.

Antes de despegar, veo que me ha tocado a su lado, al otro lado del pasillo. Miro de reojo como junto a ellas se sienta otro elemento al que tenía, igualmente, fichado desde la primera cola de las 7 colas que hay que hacer para montarse en un avión en Caracas. Éste es Italiano, por lo que, como el texto de hoy va sobre tópicos, es un guaperas hipermegasuperfashion con mochila con estampado de letras japonsas y gorra con estampado de letras japonesas. Los tres deben rondar la veintena y soy capaz de olfatear las hormonas recorriendo los pasillos del avión arriba y abajo, hasta que las azafatas (y feos azafatos), siguiendo normas internacionales (normas internacionales que, por lo visto, sólo cumple Air France), recorren dichos pasillos fumigando con insecticida no dañino para la salud para la completa desinfección de la cabina.

En este momento debo apuntar que la rubia más alta no lleva sujetador.

Durante 2 horas, asisto a las hábiles maniobras de, ya puestos a topicazos, Giusseppe en su acercamiento a la rubia más baja. Es la primera vez que veo un intento de aquello que comúnmente se conoce como meter el morro en un avión en vuelo. Tampoco lo he visto en un avión en tierra.

Mientras rubia baja dormita sobre el regazo de Giusseppe que no ha sido capaz de llevarse el gato al agua, o lo que es lo mismo, la rubia a los baños, rubia alta se dedica a pasearse por el avión haciendo esfuerzos por rozar con sus pezones el mayor número de hombros posible. Quizás exagero, pero sé que rozó el mío. Cuando me levanto a por un zumo de tomate se encuentra flirteando con un español calvo que ya está intentando intercambiar teléfonos, no sé muy bien para qué, y la mira con cara de te pongo un pisito en Alcobendas. Luego se sienta con él y me imagino diferentes posibilidades de sexo en un 747 que no se cumplen.

Otro medio de transporte Aterrizamos en París y hace frío. Ha vuelto el invierno y me entra (se apodera de mi) esa conocida sensación de bienestar y melancolía infinita del aire helado sobre las mejillas y el olor de la pelliza de piel que no llevo puesta. Empiezo a tener esa sensación de que los ciclos cada vez pasan más rápido y se me escapan hilos de tiempo entre los dedos, pero consigo zafarme y volver a ser feliz durante otro rato. A la mierda estar sólo, al menos estoy vivo y puedo contemplar como rubia alta y rubia baja se cuelan en la aduana.

Jódete Giusseppe

Anuncios

Acciones

Information

7 responses

5 10 2005
Blackstar

Y a mi que jamás me ha pasado nada interesante en mis vuelos! Claro que, no son transoceánicos.
Eso o que no me fijo lo suficiente. Como mucho me toca enfadarme de cojones porque algún pasajero se ha quitado los zapatos y apesta.

Doy fe de que aquí estudian dos rusas, que están muy bien las chiquillas y que tienen revolucionaos a los alumnos.

Bienvenido y bienvenidos tus comentarios!

5 10 2005
Nuala

¡Bienvenido!

Necesito que me recomendéis un libro, El Libro Para Leer En París En Otoño… No sé si tendré mucho tiempo de leer pero me imagino que Roger querrá dibujar bocetos de mucho lugares y yo no creo que me pueda pasar todo ese tiempo escribiendo en mi Moleskine. Así que si se os ocurre algo apropiado agradeceré la colaboración. Antes del 18.

Mis viajes en avión nunca han sido lo suficientemente largos como para fijarme demasiado en los demás pasajeros o como para imaginar siquiera un polvazo en los baños. ¿Qué tendrá esa fantasía para estar tan extendida? Me imgaino a las azafatas comentando: “ya se ha encerrado otra pareja en el lavabo”. Sea como sea habrá que hacerla realidad…

5 10 2005
Troutman

Jo, qué difícil me lo pones. Soy un lector bastante limitado, porque yo me tiraría por, siendo poco originales, algo Parisino, melancólico, feliz y brumoso. Alguna celebración del snobismo. algún polar, algo como Niebla en el Puente de Tolbiac…pero en Libro. Pero no se me ocurre qué. Igual es que no he leido nada apropiado para ello.
Apelaremos a Blackstar

Ni siquiera me acuerdo de lo que estaba leyendo cuando anduve por allí la última vez, durante una de las experiencias anímicas más intensas, tensas, tristes y estimulantes que me ha tocado vivir. Creo que no leía nada, sólo ponía posturitas (como ya he comentado alguna vez) y veía los sucesos del 11-M pasar por la CNN a toda velocidad mientras la relación más feliz e importante, prácticamente la única, que he tenido en la vida, se iba por el retrete sin saber por qué.

Ahora sigo sin entenderlo, sin comprenderlo, pero ya sé, al menos, por qué.

Joder, cómo me gusta contar ésta batallita, que brasas.

7 10 2005
Blackstar

Qué difícil Nuala!
Ahí van unas recomendaciones, aunque no se si son “el libro para leer en Paris en otoño”

Tus ojos me vieron: Historia de amor, de Sjón

El día de todas las almas, de Cees Nooteboom

Un lugar tan hermoso, de Fabrizio Rondolino

Decálogo contra el desamor, de Ilan Duran Cohen

7 10 2005
Nuala

¡Miles de gracias! Miraré de qué van y cuál de ellos consigo o me compro. Ya informaré.

Bueno, y si al final decido que no voy a leer siempre me queda el recurso de las posturitas y poner cara de intelectual. Este recurso queda mucho mejor y más creíble si vas con un dibujante, dónde va a parar… Mejor me dejo de libro y me compro unas gafas de pasta y una boina. Bromeaba.

Muy estremecedor lo de tu ruptura, tío. Me imagino que debe adquirir tintes apocalípticos con esos sucesos del 11-M de fondo y esa ciudad con esa luz tan trágica y gris y ese aire bohemio que me encanta. Mis rupturas (o debería decir “mi ruptura”) siempre han sido en escenarios decepcionantemente vulgares. Ni escenitas, ni fondo memorable que recordar. No es que París lo haga más hermoso, pero sí más melancólico: “todo se hundió en París.”

Creo que el por qué una relación se va al traste sólo se comprende realmente con un poco de perspectiva.

Creo que esto del egoblog me está haciendo adquirir el vicio de desnudarme en público. Menos mal que los elctores son ya casi como una familia.

8 10 2005
Troutman

Yo en el blog llevo gabardina y los pantalones en los tobillos. Hoy me he empezado a descojonar cuando en “Todo lo demás” Cristina Ricci vuelve con el tontolaba de Biggs después de largarse con un tío por todo Italia y ella le acaba diciendo como quien no quiere la cosa los sitios donde hicieron el amor
Nápoles
Roma
Venecia
Florencia
El avión a 30000 pies de altura (NdA: que morbo!)
El Vaticano, te hubiese encantado

Christina sale arrebatadora en esa peli, pero es que todas las tías que le presentan a Biggs o los que conoce ella, son unos bomboncitos. Jodido Woody, él sí que sabe.

2 06 2006
fernanda medellin

omeeeeeeeeee todos son unos SAPOS COLADOS GONOPLSTAS OMEEE QUE TAL ESTOS PIROBOS EEHHHH AVE MARIAOMEEE GONORREAS SAPOS HIJUEPUTAS INDIOS CULO ROTO MAPUCHES DE ORTO OMEEE PERUANOS HIJUEPUTAS EEE QUE GONORREAS HAIL SATAN xD ……………….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: