Vistas y Visitas

2 12 2005

4

Acaba de salir por la puerta. Ana ha venido a ver el piso y quiere vivir en él con su marido, sabiendo que lo compartiría con 2 maromos que van dejando pelos y manchas de grasa allá por donde pasan, porque el alquiler de una casa para ellos solos está prohibitivo y están pagando una hipoteca. Me ha pillado fregando la cocina, llena de frenazos de mierda de zapatos después de tener ayer 6 personas charlando, bebiendo cerveza, fumando (mi casa entera es zona de fumadores. Incluso de fumadores de Ducados, que eso sí que es grave) y comiendo aperitivos japoneses mientras terminaba de hacer unas obleas rellenas de carne y verduras. Hoy me sobra comida como para una boda y 3 bautizos, así que me pondré el traje de mi madre y me dedicaré a practicar el noble arte de la congelación.

Durante la cena volví a sufrir un nuevo episodio de trajes de boda, mobiliario de cocina e hipotecas varias, esta vez agravado por el hecho de que las 3 chicas que compartían mesa, también acuden al mismo gimnasio, en el cual el novio de una de ellas, que fue uno de mis compañero de clase de primero de carrera (y delegado de dicho curso), y que conduce un Audi A3, al igual que el novio de otra de ellas, es monitor de spinning. Ingeniero y monitor de spinning y, ahora que no nos oye nadie, gilipollas. En definitiva, además de la sesión de bodas, bautizos y casas asistía a la de body-pump, body step y quema de calorías. Con vino.

Debo admitir que, de todas maneras, me lo pasé bien, pero, para variar, me gustaría que alguna mujer soltera acudiera a estas cenas, aunque sea para crear un poco de tensión sexual. Que parecemos hermanos, coño.

A Ana la llamaré dentro de un par de semanas para decirle que no nos interesa para el piso, cuando ya hayamos elegido a alguien, porque esto no es una empresa de selección de personal, aunque a veces me sienta como si lo fuera. Le deseo suerte, porque lo tiene complicado. Me quedo en Bilbao el Lunes únicamente por ir al taller. Me he hecho adicto, incluso cuando es evidente que las correcciones e indicaciones que se hacen a los textos no pasan de dar una coherencia narrativa a los mismos. Iniciar historias a partir de un retazo y sugerir remodelaciones y redireccionamientos. En clase huele a colonia empalagosa, y tengo miedo que ese olor quede indisolublemente unido al acto de crear historias, y lo que es peor, que impregne con su edulcoramiento la esencia de las mismas. Al menos siempre queda ese compañero al que simpre le salen relatos con tiros, golpes, hostias a tutiplén insultos y amores desbocados. Tiene mucha gracia ver como cada uno tiene o intenta ir adquiriendo una personalidad escritora.

4Para el día 14, tengo que leer el Arpa de Hierba, para ir documentado a la tertulia en el Café Lago. ¿Qué me encontraré allí? ¿Chaquetas de pana? ¿Naftalina? ¿Piercings? ¿Coderas? ¿Zapatos de rejilla? ¿Bastones? ¿Chupetes?¿Café con leche?

Yo quiero un criancita, por favor.

Dentro de 2 semanas:

– Hola Ana. Mira es que ya hemos cogido otra persona para el piso.

– Buenos días Ana, esto, lo siento, pero es que hemos decidido pillar a un amigo nuestro y tal y cual…

– Hola Ana, verás, se ha caido el ala Oeste del edificio y tu habitación a desparecido entre las ruinas, junto con la terraza y Ander. Lo han encontrado con la polla en la mano y el monitor del ordenador en la cabeza.

– Hola Ana, resulta que nos hemos contagiado de la gripe del pollo y estamos en cuarentena.

– Hola Ana, soy Mikel, el del Piso con una habitación e alquiler, que resulta que del armario de la habitación que te íbamos a alquilar ayer salió una vaca holandesa dorada que se dirigió a nosotros y nos dijo “Postraos ante mi, inmundos mortales” y desde entonces no nos queda mucho tiempo entre adoraciones, rezos, quemas indiscriminadas de incienso y sacrificios humanos. Así que no te lo podemos alquilar, pero si quieres pasarte a hacer una visita, nosotros encantados.

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

3 12 2005
Nuala

Jajajaja…
No sabes lo que me reído con lo de Ander. ¿Existe? ¿Es real? Yo quiero conocer a ese tipo…

3 12 2005
Blackstar

Me produce mucha curiosidad quien o quienes os imparten el taller. ¿Licenciados en filología? ¿escritores? ¿profes de literatura?

Me encantaría ver la cara que se le quedaría a esa pobre chica si llegas a decirle lo de Ander, el derrumbe y en que situación lo habéis encontrado. En situaciones así me recuerdas a John Irving. (y esto para mi es bueno)

Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: