Comienzo de un nuevo relato de viajero

14 01 2006

Moradito

Lunes

Quedo a las 7 y cuarto con Imanol, un hombre de cuarenta y tantos que me acompaña en el viaje, comercial de la empresa a través de la cual conseguimos el proyecto de Malasia. Esta tarde no he hecho nada en el trabajo porque me he pasado todo el tiempo preparando las carátulas del disco recopilatorio que le he enviado a la mujer de 6 letras. Eso mientras preparaba las maletas y el ordenador y los planos y no te olvides del pasaporte y no llegues tarde al avión, que ya sabemos como es Mikel. Con las prisas, se lo he tenido que imprimir en blanco negro. De hecho, ni siquiera me ha dado tiempo de ir a correos y se lo he dejado encargado a Oriol. Oriol, te debo los gastos de envío.

Ya en el Aeropuerto, Imanol llega tarde y yo le espero acabando el libro de Danto sentado en el suelo junto al mostrador de Iberia. No hay mostrador de Air France en el aeropuerto de Loiu. En el avión, un poco de small talk, sobre todo por parte de él. Cuando alguien está desesperadamente buscando conversación con preguntas como:

– ¿Hace cuanto tiempo que estás en la empresa?
– ¿Qué edad tienes?
– ¿Estás casado?
– ¿Qué especialidad estudiaste?

una vez respondidas las preguntas, siempre me quedo con la duda de si debería preguntar:

– ¿Y tú?

Pero nunca lo hago. Hasta que aparece el tema del taller de escritura, que le resulta interesante, sobre todo para sus hijas. El caso es que este Imanol me ha caído bien. En el aeropuerto de Charles de Gaulle tenemos una escasa media hora para el trasbordo. Imanol corre con su maleta. Una chica corre detrás con otra maleta. Yo voy unos metrosa su espalda. Odio correr en los aeropuertos. Resulta que la chica que hace carreras con Imanol tiene el mismo enlace que nosotros.

Una vez llegados a la cola de embarque, porque están embarcando, y todavía hay cola, charlamos un poquito con ella, que resulta ser vitoriana e Ingeniero Químico. Lleva 2 años viviendo en Singapur y 6 años fuera de casa (anteriormente en Berlín) aunque dice que ya está harta y este año se vuelve. Le comento que es probable que pase el fin de semana en Singapur y se ofrece a hacer de guía. En ese instante, ella se queda en una cola y nosotros en otra, Imanol le pregunta en que asiento está y resulta ser 15 filas más adelante que el mio.

Parece el barrio rojo, pero aparentemente no vi putasYa en el Boeing 777 que nos transportará por una ruta sobre los más granado de Oriente medio que durará más de 12 horas (del ala), veo horrorizado que estoy sentado entre un anglosajón con papada, cara de ser amigo de Juan Manuel de Prada, medio albino y asexuado, que se pasará ABSOLUTAMENTE todo el vuelo apoyado contra la ventanilla en la misma posición, y un francés con su bebé. De todos modos estoy de suerte porque es un crio de lo más tranquilo, y el padre se levanta constantemente con lo que no me siento emparedado. La madre, que viaja junto a él al otro lado del pasillo, es realmente hermosa. Al menos 4 cazadas a lo largo del vuelo mirándola embelesado (pero con disimulo). Tras la cena (pollo estilo chino, que le den por saco a la gripe aviar) y unas turbulencias de regalo, me levanto para intentarme hacer el encontradizo 15 filas más adelante, pero ya han apagado las luces, todo el mundo está dormido y no hay manera de encontrarla.

Lo Boeing 777 suelen llevar pantallas individuales en turista, con 5 películas y poco más que elegir. Como mi luz personal no funciona, me trago La novia Cadáver (otra vez), Ojalá fuera cierto (estoy en un avión, no hay escapatoria) y Crash, esta última en al menos 4 fascículos, empezando por el final e intercalando partidas a quieres ser millonario (en francés) y visitas a la zona de bebidas y refrigerios.

Bajamos del avión e Imanol y yo buscamos con la mirada a la misteriosa vitoriana, sin resultados. Atravesamos Singapur en Taxi hasta el hotel donde nos reunimos con Pablo, el comercial de mi empresa. Como Imanol está cansado y prefiere quedar para cenar algo más tarde, aprovechamos ese tiempo para ventilarnos una botella de vino Australiano que le ha sido regalada (with compliments) por el Hotel a Pablo.

(continuará, que quiero irme a dormir)

Anuncios

Acciones

Information

5 responses

14 01 2006
Blackstar

Las fotos dan miedo. Así, sin más.

Bonito número el del avión. (modelo, supongo)

Siempre he admirado a la gente que adquiere una gran carrera profesional a costa de vivir en el extranjero, fuera de su hogar. Creo que he sido y siempre seré incapaz. Me gusta demasiado esto. Quizás para un año sí…

Si te reencuentras con la vitoriana en Singapur, que debe tener como 4 o 5 millones de personas, no lo dudes, eso es algo que sólo sucede en las películas basadas en los libros de Auster, así que dile a Oriol que no mande el disco a la mujer de 6 letras. Seguro que la ingeniero química también tiene un nombre de 6 letras.

Crash se estrena en España este fin de semana, con ese mismo título. Y no te quejes! La programación es muchísimo mejor que la de Renfe o la de Alsa.

Espero que estés disfrutando!

15 01 2006
Nuala

¡Pásalo bien, pelirrojo!

Y saca tiempo para escribir el diario del viaje. Esto promete. Si es necesario no duermas.

¿Qué música le gustará a la ingeniero? ¿La has vuelto a ver?

16 01 2006
Troutman

Ya estoy de vuelta y me lo he pasado pipa. Me he puesto hasta moreno. También me he dejado lo escrito sobre el Miércoles, que tiene miga, así que ya lo actualizaré mañana.

Crash me pareció una película con maneras, pero tremendamente recargada. Una música con ánimo de impactar omnipresente y algunas escenas un poco forzadas. Puesta en escena, correcta. Pero claro,, también hay que tener en cuenta que la vi en una minipantalla con muy poca luminosidad.

La ingniero, pese a parecer maja, tenía pinta de escuchar lo que le cayera encima. Puedo equivocarme, pero es difícil, uno (aunque supongo que como todos) ya ha desarrollado una capacidad para intuir si existe inquietud musical en una persona. Y en esa, no se intuía.

Siento ser pesado con la mujer de 6 letras. Cuando te pillas tontamente te pillas. Es como atraparse los dedos en una puerta, o ser hipocondriaco, algo absolutamente inintencionado.

Hoy la profesora del taller ha dicho que mis realtos parecen comics, por lo extravagante de las situaciones y los personajes. Me he sentido halagado.

16 01 2006
Blackstar

Ante todo, bienvenido. Otra vez en tierra firme.

Espero que nos alegres la vida con los sucesivos relatos de tu viaje, es un placer.

Creo que he desarrollado la misma intuición que tú para detectar los gustos musicales, sumados a los literarios y los cinéfilos.

No eres pesado, faltaría más. Sólo algo masoquista, y eso me resulta curioso en un hombre. Normalmente esconden más sus cosas, aunque tú tampoco cuentes demasiado (ni falta que hace). Creo que Nuala y yo ya le tenemos algo de quinina a la pobre chica.

No me extraña que te sientas halagado por tu profesora, nada mejor que no dejar indiferente a la gente. Es cierto que tus personajes son extravagantes, pero son tan entrañablemente extravagantes…

18 01 2006
Nuala

Yo también hubiese considerado el comentario de tu profesora un elogio… Pero ¿lo fue? Quiero decir que, si yo le digo a alguien eso, le estoy alabando pero ¿también ella? ¿Tiene ni puta idea de cómics?

Bueno, la mujer con nombre de 6 letras nos cae mal, sincera y simplemente, porque por culpa de ella lo pasas mal. Que conste que no nos ha hecho nada más que eso, la chica (la muy cabrona).

Me he dado cuenta que la gente que encuentro realmente interesante es aquella a la que no tiene por qué notársele a primer golpe de vista qué lee o qué música escucha o qué peli iria a ver. Me explico: me gustan los chicos que escuchan Mastodon sin tener que ir vestidos como sus intérpretes. De igual modo me he encontrado con gente que, al saber mis gustos y conocerme en persona, me ha soltado algo así como: te imaginaba más… excéntrica por fuera.

PING:
TITLE: De compras por Singapore, primera parte
BLOG NAME: De compras por Singapore, primera parte
[…] http://elincreiblemike.bitacoras.com/archivos/2006/01/14/comienzo-de-un-nuevo-relato-de-viajero

En este capítulo:

Imanol, Goiko y sevidor estamos pasnado el día en Singapur, para ahorrarles 200 euros a nuestras respectivas empresas al […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: