Dame tiempo

11 02 2006

CAjita de sorpresas

En primer, lugar estoy intentando escribir algo. En segundo, me he dado cuenta de que no es conveniente dar por válido un texto según sale de la punta del bolígrafo. Ni siquiera después de repasarlo. He descubierto que, de momento, y a falta de muchísima práctica y tropecientos kilos de experiencia, lo que mejor me funciona es el siguiente método:

1) Escritura intuitiva en un breve lapso de tiempo sobre una propuesta del taller o una idea fugaz. Digamos que de media a una hora.
2) Reposo
3) Unos días para pensar en ello y buscar historias paralelas, motivaciones, ideas, todos esos vericuetos
4) Reescritura con añadidos.
5) Entrada en el blog
6) Reposo

A partir de aquí debería repetir los puntos 3 y 4, pero desafortunadamente mi falta de concentración y paciencia, así como la facilidad para rendir mejor en los puntos 2 y 6 hacen que de por concluido el ciclo hasta el siguiente brainstorming. Ahora que lo pienso, tan solo lo he utilizado en un par de ocasiones.

Luego tienes destellos mentales que apuntas (pocos) y otros que se quedan grabados (aún menos). Increíblemente uno de los últimos no sale de mi cabeza, y reza:

Quisiera ser un pez para (lo siento, pero por culpa de Juan Luis Guerra no pienso dejar de escribir esa parte) olvidar lo que he visto y oído y volver a maravillarme con las mismas cosas. También es una letra de Ani di Franco. Lo curiosos es que por el momento no me pasa, y pese a reconocer los mecanismo y muchos de los trucos me siguen llegando al tuétano multitud de discos, libros y películas, pero me da miedo que un día deje de ser así. Porque lo veo en mi entorno. Es fácil querer ser un eterno adolescente, pero si el afán de conocimiento de uno llegará un momento en el que ya sepa todo lo que hay que saber sobre, supongamos, el rock, y deje de interesarme. Lo veo en otros. Es él, eso ya lo hacía Rory Gallagher en el 78 que tanta tirria me da. Prometo no utilizarlo nunca.

Mis disculpas por el movimiento, pero me encanta la luz de esta plaza al atardecer

En un tercer lugar, como ya se ha comentado alguna vez, bien en este blog, o en otro de los de la lista que aparece a su derecha (a mi izquierda si os estuviera mirando a través de la pantalla) , o en cierto foro que también aparece en esa lista, Venezuela es una excelente prueba de fuego para los matrimonios. De 5 personas que hemos formado parte del proyecto que me tiene enclaustrado en el Hilton Barquisimeto a día de hoy, 3 cayeron (o han caído) en las redes de la mujer caribeña estando casados. Aquí las mujeres van extraordinariamente apretadas, de tal manera que puedes escuchar el crujir de las costuras de sus vaqueros 3 tallas más pequeños mientras se desplazan. El movimiento de su culo es absolutamente hipnótico. Sin embargo, y no alcanzo a comprender el por qué, siempre llevan pantalón largo. Y con el calor que hace. Con lo estupendas que son las minifaldas.

Debo apuntar, que mis compañeros, algunos de los cuales ya han vuelto para casa, me consideran un tiquis-miquis, un exigencias respecto a mujeres, y es que la mayoría de las señoras que hay por aquí, lo siento mucho, no me ponen nada. Demasiado pandero (alguno me puede crucificar por decir esto) y rasgos no especialmente bellos.

Hace un instante, dos cazas del ejército (de la república bolivariana) de Venezuela han sobrevolado el hotel, y ahora suenan todas las alarmas de los coches. Yo pensaba que había comenzado la invasión estadounidense.

Anuncios

Acciones

Information

8 responses

11 02 2006
José Playo

Pasaba por acá (te enganché en Bitácoras). Te dejo, como acostumbro en otros blogs, saludos. Será por fobia a los post sin comentarios?
Se vemo,
José.

13 02 2006
Blackstar

Es curioso lo de las venezolanas, me pregunto si serán sólo las de esa zona, teniendo en cuenta la cantidad de misses universo, misses mundo y demás que salen de aquella tierra. Como mujer, tampoco las encuentro especialmente atractivas. Digamos que si me reencarno en un futuro en otro cuerpo, me pido una de estas francesitas blanquitas, delgadas y de ojos enormes.

Me alucina el método que sigues para escribir, o al menos, que te lo propongas seguir. Soy de lo más desorganizado del mundo en cuanto a métodos con cierta seriedad para ponerme a escribir algo. Debería intentarlo para ver si la diferencia es apreciable.

Cuidado con los cazas!

13 02 2006
Nuala

¿Método? ¿Eso qué es? Esa palabra no existe en mi vida… Así me va. Quizá tendría que ir a uno de esos talleres, a ver si aprendo algo útil.

Dicen que las chicas del sur del otro continente tienen mucha “sabrosura” y yo me pregunto si es que las europeas no hacemos bien el amor (de todo habrá, me imagino) o si es porque no decimos “mi papi”, “mi amol”, etc.

Yo me pediría tener una cara hermosa de grandes ojos pero no ser una blanquita francesa, sino más bien una Halle Berry.

Ay, pero tengo que conformarme con lo que me ha tocado ser.

13 02 2006
Troutman

Llamar a eso método es generoso como poco. El propósito, o uno de ellos, de acudir al taller es organizarme. Improvisar y plasmar lo primerro que te llega a la cabeza está bien, pero es muy limitado. Efectivamente, después de una revisión mis me encuentro más a gusto con ellos.

Por ejemplo, el siguiente relato parte de 3 cartas del tarot. Me di (ya que estoy en Venezuela, tengo que hacer una simulación) media hora para escribir. A partir de ello, reflexionando, tengo una serie de ideas para moldear y ampliar. En cuanto saque tiempo las plasmo y lo cuelgo. La cuestión es que ese proceso no debería parar ahí.

Respecto a las venezolanas, algo tienen que dar. Sabrosura supongo que es un eufemismo. Al final es que te dan sexo por muy poco esfuerzo. Lo cual no tiene absolútamente nada de malo. Y seguro que son más dulces, peo es que a mi algunas me empalagan. Yo me quedo con las parisinas. Será que soy un afeminado.

15 02 2006
Claraboya

Mi primera incursión en el Blog y va a ser para cuestionar tu método…yo siempre haciendo amigos.

No, en serio, el proceso al que te refieres me parece muy útil, pero creo que, al menos en algunas ocasiones, en el punto segundo en lugar de reposo, es más efectivo (al menos para mi) el repaso para dar forma al texto, aunque luego haya que volver a añadir ideas y reescribir algunas cosas tras unos días. Creo que esto es fundamental en la escritura intuitiva porque este tipo de escritura da lugar siempre a relatos que responden al estado anímico del momento.

Lo de las venezolanas es preocupante, bueno lo de ellas no, lo de los tres tíos que se las han trajinado estando casados. Cada vez me preocupa más pensar que la infidelidad no es tanto una cuestión de respeto, como de oportunidad y posibilidades de impunidad. Lo dice una exerasmus que pudo constatar que todos los que viajaron a Alemania dejando pareja en su país de origen y no la engañaron aprovechando la distancia no lo hicieron, no por falta de ganas, sino por falta de ocasión. Por cierto, los más quejicas, dependientes y “enamorados” fueron los que más cayeron o intentaron caer, que es peor. ¿Es por eso por lo que las parejas de famosos tampoco duran casi nunca?

Si eres vitalista no te hace falta ser un goldfish. Es una cuestión de actitud. No asumir nada como evidente, valorar las cosas, vivir la vida al máximo ¿pero es qué no has visto los anuncios de coca cola y acuarius? Además, dos segundos de memoria tampoco te dejan mucho margen para disfrutar de las emociones.

15 02 2006
Troutman

“Además, dos segundos de memoria tampoco te dejan mucho margen para disfrutar de las emociones”

Lo justo para un rapidito en los baños de un bar.

En cuastión de infidelidad, diría que hay que tener en cuanta las dos cosas. Pero no creas que a los 3 que cayeron las mujeres se les tiraron a los brazos. También hubo por su parte. No es que no pudieran evitar los cantos de las sirenas, sino que más bien preguntaban a los lugareños

¿En que bar cantan las sirenas?

Bienvenida al blog, un verdadero placer tenerte por aquí

16 02 2006
carlos martinez

Yo creo que escribes bién, pero mas que un metodo creo que deberias ceñirte a un tema y acordarte del refrán: “lo bueno si breve dos veces bueno”, date cuenta que la pantalla del cacharro este no es el lugar mas comodo para leer.
Respecto a las venezolanas; ¿te refieres a todas?¿ya las has visto a todasss? ¡ anda ya! eso se llama ir de farol o ser fantasma. Aparte que dices como mi mujer, que a todas les ve pegas ja ja ja
Bueno espero no haberte molestado, volveré.

17 02 2006
Troutman

Gracias por escribir carlos. Sobre las mujeres Venezolanas, por supuesto que no conozco a todas. Es más, sólo he tenido contacto con las residentes en Barquisimeto, y con una ínfima parte de ellas. Generalizar es mi deporte favorito. Pero tampoco he visto a todas las bilbainas, ni a todas las parisinas y eso no me impide emitir un jucio sobre ellas.

Respecto a la dispersión de temas y el tamaño decir que las entradas normales son siempre pura improvisación, con lo que es normal que queden difusas y algunas veces, bastante pobres. Me suelo ceñir a una hoja de word con Arial 12, ya ves tú. Entiendo lo de que no es cómodo, pero es el medio que tengo para expresarme. Sí que es cierto que ésto no es un blog al uso ni lo será nunca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: