Memorión

25 05 2006

Ayer tuve una idea preciosa. Ya no la recuerdo.

Tpicamente portugués

Intento ponerme en la misma situación, visualizar la calle que sube hasta mi casa, por donde pasaba cuando me vino a la mente, pero sólo me sale la palabra infinito. Lo tengo en la punta del mismo, pero no hay manera. Mira que en ese instante me repetía:
Recuérdalo
Recuérdalo
Recuérdalo
Al menos sé que no era la cura contra el cáncer. También se que un mínimo de 5 personas estarían teniendo la misma genial idea en ese mismo instante, pero he aprendido a que no sea descorazonador. Sin darle importancia, dejando pasar el tiempo, volverá a cruzar por mi mente. No pienso apuntarlo si no es capaz de apuntalarse en mi puta cabeza.

Estos días viajo por la calle al ritmo de Tool, retrasando o adelantando mi llegada a los destinos en función del tiempo restante de la canción. Si ésta es 10000 days y es de noche es probable que tiemble y me agite y la gente se aparte de mi como lo hace de los locos barbudos y malolientes con chaquetas raídas y terriblemente grunges que pululan por las calles insultando en genérico o toreando la circulación. También puedo apretar los dientes. También puedo mover mi cabeza y poner cara de tipo duro.

He decido comprar una agenda. Más concretamente MI MADRE me va a regalar una agenda. Estoy hasta los mismísimos cojones de mi fama de despistado. De acuerdo, lo soy. Es más, durante mucho tiempo es probable que haya incluso cultivado dicha imagen. Como le comentaba a la ex-Claraboya al salir del taller, ser despistado o ser vago son defectos menores que muchas veces se asocian con una cierta genialidad. Mejor que muchas veces, digamos ciertas veces. Pero ya basta. El problema es que resulta difícil desprenderse de un San Benito. El muy mamón de Benito seguro que era un Santo con sobrepeso o una maldita lapa.

Todo esto viene a cuento de un vuelo tirado a la basura. El mio y el correspondiente de la mujer de 6 letras, que se lo ha tomado con tremenda paciencia. Un viaje a Londres comprado a toda prisa que resultó coincidir con la despedida de soltero de un gran amigo de la oficina. Amigo que, por cierto, aún no sé si me va a invitar a su boda, aunque no es algo que me preocupe. De hecho, están mucho más preocupadas por la posible invitación las secretarias del departamento. Pero ojo, preocupadas de que me vaya a invitar a mí o no, no a ellas. Por tanto, al coincidir eventos, debemos cambiar los vuelos y perder el dinero del reservado. Este desliz a generado una severa reprimenda por parte de las mencionadas secretarias. Especialmente de Vanessa (por no decir V), que amenazaba:
– Algún día se te olvidará algo importante, y ya verás – en tono amenazante – algún día se te olvidarán tus hijos en el coche.

Calle cuesta arribaNo le hago caso porque la conozco. Auguró el Apocalipsis después del 11-M, la hecatombe atómica, y cada vez que se lo recuerdo dice:

Espera, espera…
También tiene una fijación desproporcionada con el control de las multinacionales. Es cierto que este año me olvidé de cobrar el billete de la Lotería de Navidad que me hubiese reportado 100 euros. Lo admito. Pero existe una sutil diferencia entre no dar ninguna importancia a las posesiones materiales (sobredosis de El Club de la Lucha, me temo, o bien de Jesucristo) y dejar a tus hijos tostándose con la luna del coche. Es cierto que me olvidé de que el Domingo la mujer de 6 letras y yo cumplimos 4 meses. También veo una diferencia entre esa efemérides y no acordarse de un aniversario al cabo de los años. En cualquier caso mis dos primeras anotaciones en mi nueva agenda serán:

– Día x, 5 meses con la mujer de 6 letras
– Día XX, 6 meses con la mujer de 6 letras (en letra tamaño 48 y subrayado)
– No te olvides a tus hijos en el coche
– Día H, comprar la pastilla para Vanessa

Pero me acordaré de apuntar las fechas en la Agenda? Me acordaré de mirar la Agenda?

Y no hay manera deque vuelva aquella idea. Es casi tan frustrante como que te pregunten: ¿Cómo se llama la actriz de Match Point? Y no recordarlo.

Anuncios

Acciones

Information

3 responses

26 05 2006
Dracma/exclaraboya

Yo antes presumía de ser despistada y desorganizada, no es que me pareciera un síntoma de genialidad, pero todo método me parecía aburrido. Desde que trabajo y necesito tener orden y vigilar plazos, ya no tiene ninguna gracia.

No creo que olvidarse de una fecha de aniversario sea importante en ningún caso, y menos si uno es despistado. A mi, al menos, ese tipo de detalles me da un poco igual, pero quizá es porque que sé que en mi caso eso no tiene nada que ver con que alguien me importe. Vale, si, confieso, alguna vez también me ha pasado…

Yo creo que sólo por el comentario de Vanessa (únicamente por eso), NUNCA ya en la vida te olvidarás de tus hijos en el coche, aunque no lo apuntes en la agenda.

Si tu madre te encuentra una agenda con el día H te la cambio, me refiero a la madre, no a la agenda. (Pie para un chiste, no te cortes)

Mi padre tiene la mala suerte de llamarse Benito, lo cual, como él mismo dice, cuando mides uno ochenta y pico resulta doblemente grotesco.

Y por cierto, ¡Mi enhorabuena por lo de los cuatro meses, Macho-Man!

26 05 2006
Blackstar

No creo que se pueda presumir de ser despistado, pero simplemente se es o no se. Yo lo soy, bastante, y me frustra que haya gente que crea que ser despistado es lo mismo que llevar un cartel que ponga “en realidad es que no me sale de los cojones darme cuenta”. Pues no.

Olvido cumpleaños de mis primos, de mis abuelos. Pero como Claraboya, no le doy importancia. No creo que acordarte de una fecha sea significativo de la afectividad hacia la otra persona. Prefiero que cada noche me digan algo especial a que el día 18 de octubre alguien me diga: ¡5 años!

Las agendas no me funcionan demasiado, aunque también me estoy acostumbrando a usarlas. Eso sí, alguna vez se me olvida mirarla. Tengo fechas de cumpleaños memorizadas en el móvil, pero como olvido programar la alarma, no me entero.

Krys me dice que tengo memoria selectiva. Puedo dar detalles y detalles de algo, y de pronto, entro a una habitación y no recuerdo a que iba. Supongo que le pasa a todo el mundo, pero es un poco frustrante. Siempre he querido pensar que ser despistado se debe a que estamos demasiado interesados en todo lo que sucede alrededor, intentando no perder nada. Pero no creo que sea así. Seguro que es cuestión de alguna puñetera hormona, o peor, algún déficit neuronal! Mejor no miro. Encima de despistada, hipocondríaca.

Me ha gustado mucho esta entrada.

Felicidades por los 4 meses, y que sigan!

29 05 2006
Nuala

Aquí otra despistada (y mucho). ¡Podemos formar un club! Como el de la lucha pero en lugar de meternos palizas deambularemos juntos para ver dónde pusimos las llaves o nos pararemos de repente en una estancia, como si nos hubieran reiniciado, intentando saber para qué habíamos venido o bien balbucearemos un rato intentando recordar ese nombre de autor/ pintor/ dibujante/ actor/ director/ lo que sea que tanto nos gusta y que incomprensiblemente se ha borrado de nuestras mentes como por arte de magia. Yo tengo una especialidad: hablar con alguien que te encuentras en la calle y te saluda efusivamente mientras intentas recordar su nombre o simplemente quién narices es y de qué lo/ la conoces… Es frustrante.

Mi otra especialidad frustrante es llegar tarde. También hay gente que cree que lo haces porque no te importa o a propósito. Cuando no quiero llegar tarde tengo que programarme para llegar mucho antes de la hora estipulada.

Lo de la agenda funciona. Pero para acordarme de mirarla yo acababa usándola de diario más que de agenda. Tampoco es mala opción.

¡Felicidades por el “mesiversario”!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: