Desmontaje. Día 2

25 10 2006

La electricidad

Como siempre ocurre cuando el día anterior pienso que voy a levantarme con resaca, me levanto con resaca. A diferencia de otros hoteles con un poco más de nivel y, diría yo, educación, no hay botellines de agua en la habitación, con lo que el reseco es brutal hasta que llegamos al desayuno buffet, donde me trasiego 3 zumos de piña antes de respirar. Pedimos un taxi (que en Malayo se dice tecsi) y nos vamos hasta la fábrica. El conductor lleva publicidad hasta en las orejas, y en el salpicadero del desvencijado coche hay una figura de algún Dios hindú y una miniatura de Michael Owen con una manguera de gasolina en la mano. Me da corte sacarle una foto. Allí nos recibe Mr. Sim, el encargado general de la línea de laminación cuyo horno vamos a remodelar. Es un chino con una cara especialmente tirante, siempre enseñando los dientes, y con el casco naranja continuamente ladeado. Está bastante delgado, fibroso, aunque como siempre como si llegara un racionamiento, pero no para de moverse. Es un rancio y bastante rata, pero creo que es común en este tipo de gente. También es trabajador, desordenado y extraordinariamente descabezado en lo organizativo. Y en lugar de pronunciar Zone como las personas civilizadas, es decir, [zon] dice [choun]. El día de salir en viaje hacia Malasia me llamó a las 5 de la mañana hora española para preguntar si podíamos conducir un coche en Malasia porque pensaba alquilarnos uno. Afortunadamente ya habíamos sacado nuestros permisos internacionales de conducción hacía semanas.

un poco nublado, me encantan los cielos

Nos movemos de un lado a otro de la fábrica mientras Mr. Sim investiga cómo obtener para nosotros unos pases permanentes de obra y nos marea con sus movimientos. Montador1 está preocupado porque nunca ha conducido por la izquierda y esta tarde nos dan el coche de alquiler, con el que tendremos que volver a casa. Porque además, , del mismo modo que nadie nos fue a recoger al aeropuerto ni nos dio ninguna confirmación de las reservas del hotel, no tenemos ni un mapa ni indicaciones de cómo regresar a nuestro hotel que los recuerdos del trayecto de ida. Y Montador1 parece no tener buena memoria.

Por la mañana nos hemos reunido y se he realizado la reunión preliminar en el que Mr. Sim ha escrito en la pizarra los nombres de los encargados para cada sección del montaje y puesta en marcha, mientras le voy traduciendo de vez en cuando a Montador1, ya que su nivel de inglés hablado por chinos es bajo, y cuesta acostumbrarse. La mitad de la gente del organigrama no está porque son musulmanes y tienen permiso para volver a sus hogares por la festividad de la semana próxima. Uno de los chinos del organigrama tampoco acude porque creo entender (y digo creo porque tampoco soy un perfecto experto en inglés hablado por chinos) que tiene la gripe del pollo. Por la tarde nos instalamos en las mesas que nos han preparado en la oficina común, que compartiremos con el resto de empleados de esa zona de la planta. Sondeamos la posibilidad de que nos conectemos a internet, pero ponen cara rara y finalmente nos dicen que sólo hay una línea telefónica en toda esa sala y que deberían desconectar el teléfono cada vez que nos conectemos. No sé si la falta de conexión se debe a la no existencia de la tecnología en la fábrica o a una especie de censura hacia sus empleados y, por ende, nosotros. Mr. Sim tiene cuneta de correo. Lo sé porque le he menadazo e-mails. Y trabaja en esta misma sala.

Mañana será Sábado y solo vendremos a trabajar unas horas. Mañana también es un día especial de fiesta, especialmente para la comunidad hindú, ya que se celebra el “Deepavali”. Me gustaría poder darme unas vueltas por Georgetown y ver cómo se traduce ésa fiesta en las calles, pero me imagino que Montador1 no estará por la labor, porque tampoco parece muy aventurero. Después observar el estado del horno, decidimos, a eso de las 5, volver al hotel con nuestro flamante coche de alquiler. Empieza a llover

Anuncios

Acciones

Information

5 responses

25 10 2006
Dracma

Estás irreconocible. Dos entradas en dos días. Está claro que lo que te hacía falta era la motivación adecuada y que el mensaje “casi subliminal” (je, je) de Nuala de la entrada anterior, ha sido más que efectivo.

El Diwali tiene que ser increible, es la fiesta de la luz, aunque no sé muy bien en que consiste, así que que Montador 1 y Montador 2 pueden quedarse en el hotel para “montárselo” (jur,jur) juntos, mutuamente o con las filipinas del casio pero tú TIENES que ir a esa fiesta-celebración. Aunque sea un rato, para verla…pero por Dios, tú que puedes ve. No importa que no tengas pareja para el baile hazte valer y vete tu solita, seguró que al final te hacen la Visnu de la fiesta o lo que sea que hagan los hindús amarillos. Eso si, trata de evitar consumir estupefacientes si conduces tú.

El Sr Lau con su simpática laxitud moral, me caía mucho mejor que el Sr Sim que además tiene nombre de videojuego.

“Sondeamos la posibilidad de que nos conectemos a internet, pero ponen cara rara”

a) No sé si entiendes bien el inglés chino, pero el que construyendo frases en casteyano claro estás que es lo tuyo que no es, queridos.

b) ¿Cómo se distingue si un “chino” malayo te pone mala cara o te está sonrienedo?

26 10 2006
Nuala

Y añadiría más…

c) ¿Cómo se sabe si un “chino malayo” te pone cara de algo o es que su cara es así?

26 10 2006
Troutman

Lo transcribo para rubias: Comentamos a Mr. Sim si es posible disponer de una conexión a internet en nusestros ordenadores cuando estemos en sus oficinas, pero nos mra con cara de “sofuckingwhat”.

Un chino malayo pone cara rara cuando los parpados de sus ojos se separan más de 3 micras uno de otro.

Ya hora a seguir escribiendo un rato. Y qué poco tiempo, joder

26 10 2006
dracma

Cielito, hazle un favor al mundo y deja de devanarte los sesos intentando inventar chistes de rubias, que al final, de tanto pensar te vas a quedar calvo…Además has de invertir todos tus esfuerzos en intentar ser coherente…que si no ya sabemos lo que pasa…

¡Ah y una cosa más, cariño¡ ¿Querías decir “transcribir” para rubias, o “traducir” para rubias?, lo pregunto con ingenuidad y sin ninguna inquina.

27 10 2006
Dracma

Como consecuencia del comentario que hice ayer he recibido gran cantidad de quejas, provenientes de una persona anónima, a la que a partir de ahora llamaré “Quejador” 1.

“Quejador” 1 que me comenta preocupado que teme que las pullas lanzadas al Sr. Troutman en el referido comentario quizá hayan podido ser malinterpentadas por quienes no sepan que ese tipo de “ataques verbales” un poco bestias y siempre en broma son habituales entre nosostros.

Dado el caracter público del blog y puesto que a través del mismo no se ven caras ni tonos, estoy de acuerdo con Quejador 1 y entiendo que el comentario pudiera resultar borde y desafortunado y por ello he de disculparme:

Perdone Sr. Troutman espero que sepa que se trataba de una broma, es usted un rival duro de gran rapidez mental e higiene, y por ello, por el atesoramineto de gochipuntos y por otras muchas cosas, como el hecho de que me esté apuntando con una pistola, le respeto y le admiro enormemente.
Perdón, perdón, perdón.
Besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: