La falta de sueño y la tontería en cursiva

21 12 2006

Luces

Tengo sueño. La culpa es de mi móvil, que siempre ha sido una porquería, pero tampoco es cuestión de quejarse, ya que de las cuentas del mismo se hace cargo mi empresa. Cuando alguien me pregunta si no me preocupa que vean que existen llamadas, por ejemplo, a Inglaterra (cuando de hecho no tenemos ningún trabajo, ni nunca lo hemos tenido, en ese país), yo les respondo que no. Lo llamo complemento salarial. Pero por culpa del dichoso telefonillo que me dispensa dichos complementos, hoy tengo sueño. El lunes, cuando me disponía a salir por la puerta después de la ducha matutina, el fregado matutino y el exprimido de zumo de naranja matutino (incluyendo el zumo exprimido y colado para Mireia, que siempre me agradece como si fuera el detalle más bello del mundo), perfectamente uniformado con traje y corbata, oigo una voz desde la cama del dormitorio que me dice, somnolienta, pese a haberse bebido un zumo de naranja exprimido y colado: “¡Mikel, pero si son las 7 menos cuarto!”. Por si no ha quedado claro, mi teléfono había decidido adelantarse una hora ese mismo día, siguiendo su propio cambio horario. A las dos serán las tres, en el mundo de los relojes Mitsubishi. Así que no pude volver a dormirme.

Cuando el maestro del sueño dictaminó las reglas del sueño, debío de sentirse muy ingenioso. Al menos es la única manera de entender por qué razón las horas no dormidas sí son acumulables y, sin embargo, las horas dormidas no lo son. Porque fíjate que ese domingo había estado alrededor de 12 horas en la cama, pero en cuanto el lunes solo pasé seis, el contador se fue a cero. Quiero acumular horas en la joroba como los camellos agua.

En este mes sin actualizar el blog ha habido un enorme y maravilloso puente de por medio, pasado en París, entre cuyas consecuencias se encuentra una nevera que huele a muchos quesos y dos pares de zapatos nuevos; ha habido un viaje de trabajo a Polonia, ese gigantesco llano con bosques, casas desperdigadas y patatales, carreteras de doble sentido con rodadas de camiones y señales advirtiendo del peligro por rodadas de camiones; ha habido un cambio de planes sobre los jefes de los proyectos, que de una manera bastante soterrada y poco profesional es probable que me sitúe más cerca de La India que de Polonia. Suficiente para tenerme ocupado. Y cuando he pensado en actualizar el blog, siempre ha cruzado algo por el medio. Un día estuve a punto de poner ésto:

Menos luces

Quiero crear un texto original. Soy consciente de que es imposible escribir un texto así, ya que es seguro que a cualquiera antes se le habrá ocurrido lo que vaya a escribir. Quizás al escribir sobre el hecho de ser consciente de que el texto que escribo no es original logre ser original. Pero es seguro que alguien ya ha escrito sobre el hecho de ser consciente de que el texto que escribe no sea original. Así que puedo tratar de escribir sobre el hecho de ser consciente de que alguien ya haya escrito sobre el hecho de ser consciente de que el texto que escribe no sea original. Pero también es extremadamente probable que alguien, incluso muchos, hayan escrito sobre el hecho de ser consciente de que alguien ya haya escrito sobre el hecho de ser consciente de que el texto que escribe no sea original. Entonces pienso en escribir sobre la posibilidad de que nadie haya escrito acerca de la posibilidad de que exista una mente capaz de ser consciente infinitas veces de que alguien ha sido consciente de su falta de originalidad. Aunque entra dentro de lo tremendamente probable que haya algún filosofo capullo que se haya planteado esta cuestión, así que lo más seguro es escribir sobre haber sido consciente en 117 ocasiones de que alguien fue consciente en otras tantas ocasiones de no ser original en lo que estaba escribiendo.

Y los Monty Python dijeron: ¿Sabéis lo difícil que es rellenar 30 minutos de programa? Pero no es tan dificultoso rellenar una cuartilla. Mañana podría volverlo a hacerlo si tuviera media hora. Pero para eso tendría que conformarme con 7 horas de sueño, y no venden horas en la tienda de la esquina.

Anuncios

Acciones

Information

4 responses

21 12 2006
Dracma

Una de cal…

Lo que te pasa es que eres una marmotilla. No lo niegues. A mi si duermo mucho un día o me echo una larga siesta, de noche no hay quien me haga dormir. Asi que tu teoría flaquea. En realidad Tú flaqueas, que estas dos días sin siesta y parece que hubieras pasado una semana en vela. Y es que eres débil. Es así. No puedes evitarlo, pero asumelo tú no acumulas horas de sueño poruqe genéticamente no estás suficientmenete evolucionado. Pero no te preocupes que te acepto con tus defectos y tus…defectos, je, je, je.

Otra de arena…

Lo de que me prepares y cueles el zumo de naranja cada mañana es lo mejor que me ha pasado en la vida.

22 12 2006
Blackstar

El concepto acumular horas de sueño no existe, al menos eso dicen los sabios por ahí. En sueños cada persona es un mundo, a mi dormir 12 horas seguidas (nunca lo he hecho) me sentaría fatal pq ya cuando alguna vez duermo 8 me levanto atontada, con los ojos hinchados y no puedo pensar con claridad. Ya de bebé, que todos duermen mucho, yo dormía la mitad. A lo mejor tengo unos genes hiperevolucionados!

Me alegro de que vayais a empezar el 2007 en pareja y con zumos de naranaja exprimidos. ¡a mejorar el 2006!

El concepto original daría para escribir un post como los de arte de riff.
Ayyyyyyyyy quiero volver a Polonia!
cuidado en la India, a la madre de Krys le picó la invasión del mosquito Chikungunya. No sé si además de hipocondríaco como yo serás propenso a que te ataquen mosquitos y demás fauna, yo sí.

23 12 2006
Nuala

Que te expriman y cuelen el zumo de naranja es uno de los actos de amor más auténticos y deliciosos del universo.

Si tengo que elegir entre que me digan “te quiero” o “qué guapa estás” a todas horas o que me expriman los zumos y me los cuelen o me traigan una mantita al sofá si tengo los pies fríos me quedo claramente con lo segundo. Los hechos son más importantes que las palabras. Infinitas veces.

Peor que tener sueño es querer dormir y no poder. Representa que el Myolastan que tomo debería dejarme adormilada pero consigue que no pueda dormir. Horas y horas dando vueltas en la cama.

Yo también me alegro de que se os vea tan felices y que compartáis zumos, sueños y las fiestas con todo un año 2007 por delante lleno, seguro, de proyectos.

5 01 2007
Ana

Feliz aNo a tod@s! Jolin, paso dos semanas de vacaciones (yo cuando estoy de vacaciones tambien me desconecto de internet) y ahora me va a costar ponerme al dia, tres entradas y unos cuantos comentarios! Asi que sere breve.
Me encanta ver que seguis siendo la pareja adorable con la que estuve en Paris; estoy de acuerdo que el detalle del zumo es precioso. Me emociono leer eso y el comentario de Mireia. Como decimos en mi tierra, “que guapo ye querese!”.
Y yo aNado: que guapo ye dormir. Tengo la suerte de disfrutar con dos cosas que tenemos que hacer para vivir: comer y dormir. Hay gente que lo hace porque lo tiene que hacer, pero yo lo disfruto.
Bueno, sigo leyendo! Menos mal que iba a ser breve… (Por cierto Mireia, al final fuimos los dos en avion asi que no pasamos por Bilbao; ya te escribo un e-mail.)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: