Los blogs, las paradojas y la incontrolable e inútil búsqueda de la originalidad

2 02 2007

Últimamente me ha dado por mirar un número bastante importante de blogs de los que yo llamo profesionales. Dejando a un lado la cantidad de tiempo que he perdido en el trabajo y lo más o menos interesantes, educativas o humorísticas que sean sus entradas, lo cierto es que uno se da cuenta de que la mitad de las actualizaciones vienen a ser extractos de artículos de otros blogs (que son enlazados) con un pequeño comentario. De esta manera, si la lista de blogs a los que uno está suscrito es lo suficientemente amplia, se suele dar curioso hecho de leer un texto en una bitácora por la mañana y encontrar referencias al mismo en otras bitácoras por la tarde. Dada la fascinación que va despertando ese ente que se denomina blogosfera, imagino que el fenómeno habrá sido estudiado con detenimiento por profesionales de la información, filósofos y otros entes para los que madrugar es de un acto de mal gusto, pero yo no puedo evitar mencionarlo. Si a esto añadimos ya los blogs de tipo personal como éste, pequeños apartamentos mugrientos y sin apenas movimiento, la cantidad de enlaces que se entrelazan acaban resultando hasta desagradable. Casi como lo powerpoints sobre el marido ideal que te pueden asaltar sin previo aviso desde todos los frentes de tu buzón de correo. Así que la información real que hay en esta enmarañada red, al final, no es tan vasta. Alguna paradoja hay que subyace en todo esto, pero no consigo formularla. Con lo que me gustan las paradojas y lo rápido que las olvido todas.

Pero en cualquier caso, lo que está de moda es enlazar. Personalmente me niego a utilizar links por varias cuestiones, la menor de las cuales no es mi reconocida fama de vago. Sin embargo las que priman son que, por un lado, no me gusta terminar con mil ventanas (o pestañas) abiertas, lo que en algunos casos puede ocurrir para poder llegar a la fuente de información original; por otro, casi toda esa información puede ser aportada por Google o Wikipedia, aunque sea falsa; y por último, y más importante, lo hace todo el mundo. Este argumento tan terriblemente egocéntrico es el principal, y aunque me gustaría ser el único blog sin enlaces al menos quiero presumir de formar parte de ese exiguo grupo de bitácoras limpias de letras subrayadas. Al final, ya están los demás para ello. Aquí solo hay reflexiones de filosofía de baratillo con ciertas ínfulas, relatos baratos y diarios de viaje de trabajo, y solamente para un grupo muy restringido de gente. De todos modos, sí le doy un punto positivo al link, y es la comodidad que puede aportar, pero nada más.

Y aunque le he dado muchas vueltas toda la vida, la necesidad de no repetir lo que hayan hecho otros sigue ahí. Sabemos a ciencia cierta que cualquier pensamiento, cualquier grupo de letras que juntemos, cualquier movimiento que hagamos, ya h a sido realizado con anterioridad, y que la posibilidad de que alguien pueda innovar en cualquier campo disminuyen cada día que pasa. Es desesperante descubrir en al cabeza de uno alguna reflexión que cree original y averiguar que ya ha sido formulada en infinidad de veces. Es aún peor cuando piensas que ni siquiera es necesario que nada nos haya influido para llegar a esa conclusión, sino que por una mera cuestión de probabilidades casi no queda nada que el cerebro del ser humano pueda aportar de nuevo, a no ser que se olvide lo anterior. Afortunadamente, esto ocurre de forma parcial en al cultura. Hay que aprovecharse de ello, localizar un autor minoritario de una época remota que creara algo único y quemar todos sus escritos, y de paso a todos los que lo hayan leído. Aunque parezca mentira, yo me he resignado a no hacer nada medianamente nuevo, basta con que sea algo digno y que no esté muy visto. Bien es cierto que puede resultar un lastre en ocasiones, y terminar evitando cualquier tópico como la peste, dejando los relatos faltos de alma, pero es un camino. Cómo realizar la descripción de una persona sin utilizar las palabras siempre, todo, nunca y sólo, sin que quede un frío aborto de ejercicio de estilo. Y así, vuestra opinión será bienvenida.

P.S: Si no hay fotos es porque estoy en casa y todas están en el ordenador del trabajo, no por intentar ser original, que no tendría mucho sentido. Si hay faltas de ortografía, pensad que es premeditado.

Anuncios

Acciones

Information

6 responses

2 02 2007
Blackstar

Precisamente estos días hay un encuentro sobre la blogosfera a la que está invitada como conferenciante la autora de la petite claudine.
Yo agradezco personalmente que tu blog sea distinto. Como dices, muchos viven de enlaces, de comentar noticias, y otros, de comentar esas noticias aparecidas en otros blogs. Tu pequeño apartamento mugriento (me ha encantado esta expresión) será pequeño y a veces estará medio abandonado pero es enteramente tuyo y para mi es como un refugio de montaña al que acudir para desconectar, para sentirte en casa y para estar con los amigos. Un oásis vaya. En serio, es mucho más difícil contar cosas de uno mismo y compartirlas. A mi me parece mucho más interesante.

Soy vaga, el mío tampoco tiene apenas enlaces, ni fotos. En parte por vagancia, en parte porque tampoco me interesan los enlaces. Quizá somos un poco egocéntricos, y qué?

Precisamente ayer me enviaron unas preguntas vía mail para la publicación menos 30 del carnet joven, para un artículo que van a hacer con los ganadores del premio de literatura, arte y cómic. Una de las preguntas decía: ¿En qué crees que se pueden diferenciar tus escritos de los de otros escritores? Vaya preguntita. Lo primero, que yo no me considero todavía escritora. Lo segundo, que eso lo tendrían que decir los lectores. He salido por la tangente hablando de mis influencias y precisamente he contado lo que comentas, que es difícil ser original porque parece que todo está escrito. Pero luego te leo y pienso en que por lo menos, cuando leo algo tuyo sé que eres tú porque tienes tu estilo, así que créeme, no está todo perdido.

2 02 2007
Ana

Yo creo que esto es un poco como lo de la botella medio llena o medio vacía… Aunque las ideas sean parecidas, y la forma de decirlo también, creo que siempre hay un toque de originalidad, porque todos somos diferentes, aunque seamos iguales… No sé yo si me explico… Yo creo que aunque las ideas sean más o menos las mismas luego depende del contexto del escritor; no desarrollaría igual la misma idea un intelectual chino, por seguir con lo amarillo, que tú… Y luego está el arte. Tú sirves para esto; yo, por ejemplo, no. Para mí el mérito no está en ser más original que en otros, sino en atraer a los lectores, y yo creo que tú puedes estar orgulloso, porque ya ves que tienes a unos cuantos incondicionales… Así que algo tendrás, sea originalidad, o “savoir-faire”… Creo que tu blog no necesita enlaces porque es el blog de un escritor; los que abrimos esta página es para ver qué tienes que decir tú, de qué vas a hablar y cómo lo vas a hacer. Tú, no los demás. No sé, es como cuando te gusta un pintor, aunque ya esté todo pintado, hay pinturas que te atraen más que otras y puede ser por distintas razones… Y dejo de enrollarme, que yo ni ideas ni estilo; zapatero a tus zapatos!

3 02 2007
kar

Me acabas de hundir la mi ego bloggero. Gracias. Bueno, no ;-)

3 02 2007
Troutman

Puntualizo, que si no parce que denoste los blogs con enlaces. La mayoría de las bitácoras a las que estoy suscrito funcionan con enlaces y me encantan de todos modos. Por cierto Sr. gobez, ni siquiera sabía que su blog tenía algún enlace, si pienso en notas de kar lo que me viene a la mente, básicamente, es la música.

Gracias por los comentarios, por cierto, que soy un desagradecío.

9 02 2007
DumDumBoy

Aquí uno que ha llegado al blog por un link en Notas de Kar. Creo que la originalidad está muchas veces sobrevalorada y que muchas otras se llega a ella a través de la sublimación del cliché.
Yo me limito a escribir de lo que me gusta haciendo un ejercicio de autocomplacencia, que es de lo que realmente creo que va esto de los blogs.

10 02 2007
Dracma

Que Troutman ejercite su autocomplacencia tratando de ser original, me parece perfectamente lícito.

Para mi la originalidad no está sobrevalorada.
En mi opinión todos, en mayor o menor medida, lo admitamos o no, nos cansamos de lo que se repite una y otra vez, agradecemos las novedades. Queremos ser diferentes los demás. El idividuo reafirma su identidad diferenciandose de los otros. La uniformidad absoluta anula la personalidad. Sí que es verdad que el desmarcarse de forma exagerada tampoco suele ser deseable, poruqe hace dificil la integración en los diferentes grupos sociales y también es cierto que la búsqueda de la originalidad a toda costa puede dar lugar a resultados grotescos, pero con mesura, la originalidad es algo más que positivo.

En el caso de Troutman creo que en su Blog no exagera ni un ápice. Ni busca trasgredir ni escandalizar,es decir su originalidad no me parece absurda. Troutman busca la sutil diferencia y eso, es lo que hace que sus textos hablen de lo que hablen resulten originales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: