Londres y los pollos

13 02 2007

Casas de Londres

Aterricé el Jueves en Heathrow, solito al no poder desplazarse Mireia conmigo (aunque la próxima vez debe venir sí o sí, es una necesidad) tras haber desestimado la opción Easyjet al no ser excesiva la diferencia de precio con Iberia y permitirme una comunicación más sencilla entre el aeropuerto y la casa de mis amigos, en Chaucer Road (Brixton), lo que no impidió que no disfrutara demasiado del vuelo al ser un poco movidito.Repartieron prensa pero no comida. Comprar un exiguo bocadillo (de pan de bollo) y una mini-coca-cola costaba seis euros, supongo que como medida de aclimatación al rango de precios del lugar de aterrizaje. Iberia, siempre pensando en los clientes. Tras aterrizar y dejar la maleta en el hogar de mis anfitriones tras arrastrarla por unas aceras con una ligera capa de nieve, vuelvo al metro, que en Londres es casi tan caro como el avión, y me persono en la puerta del banco donde trabaja mi amigo. Con acompañamiento de alguno de sus compañeros españoles, nos aposentamos en un pub. justo en frente de su oficina, cuyos baños están ocultas tras una pared que simula ser una librería. Nos dedicamos a charlar sobre vaguedades, primero, los extraños que se sientan a tu lado en los vuelos, después, o la vida en el extranjero, que aseguran todos es algo que todo el mundo debería probar. Una pinta tras otra, la cartera va menguando y la lengua va soltándose. Alguien me recomienda cierto cómico inglés (si creía que iba a poder recordarlo más tarde, tanto él como servidor éramos unos ilusos) y yo me olvido de “La hora chanante”. A partir de la séptima pinta los recuerdos se tornan difusos, por decir algo, pero sé que decidimos, mi amigo y yo, retirarnos camino de Brixton a eso de las once de la noche cuando nos echan del bar. No tengo claro cómo llegamos hasta nuestro destino, yo simplemente me dejo guiar, pero al salir del metro decido (o decidimos) que ya es hora de comer algo después de tantas cervezas en ayunas, y nos metemos en el KFC de la plaza a ver qué nos cuentan. No puedo (o podemos) resistimos a comprar un cubo de doce (o catorce, quién puede recordarlo) piezas de pollo frito, con ésa fritura que espesa la sangre en las arterias y tiene el grosor de la puerta de una caja fuerte. Con patatas fritas. Vamos caminando hasta su caso, supongo que haciendo eses, mientras devoramos los trozos de rebozo con pollo y vamos tiramos las sobras al jardín de los diferentes vecinos. Al llegar a casa, me derrumbo sobre la alfombra, pero debo levantarme para que hinchemos la colchoneta (tras unos primeros intentos infructuosos en los que los tapones de desinflado han estado abiertos), y pude re-derrumbarme sobre ella.

Casas de Londres 2Al día siguiente charlamos sobre los pollos, la cantidad de ellos que deben ser sacrificados al día en el mundo y la historia de un amigo ingeniero que trabaja para una firma que diseña maquinaria para proceso de alimentos y que me comentó que existen líneas que despachan 200.000 pollos al día. Haciendo un cálculo rápido llego a la conclusión de que ahora mismo debe haber más pollos en el cielo de los pollos que personas en el cielo de las personas (y en el infierno) y que en España se deben consumir un millón de pollos a la semana. Hoy he intentado mirar en Internet, pero por regla general sólo obtengo un valor en toneladas por año. Finalmente, en avicultura.com (y me niego, aún en mis trece, a enlazar la información, aunque en otra próxima entrada deberé retomar el tema de los links), metido en una vorágine de términos eufemísticos como semanas de producción, incubabilidad o broilers (aunque tampoco es para tanto, pero queda mejor por escrito), encuentro que el número de pollitos sacrificados en el 2001 fue de 545 millones y medio, lo que divido entre 52 semanas y cuarenta millones de habitantes sale a solamente un cuarto de pollo a la semana. Desconcertante.

En realidad no, es un chorrada, pero sirvió para pasar la mañana de camino al Tate Modern, donde en lugar de ver las galerías nos tiramos por los toboganes de la última instalación temporal de la sala de turbinas del museo. Éso es arte.

Anuncios

Acciones

Information

6 responses

13 02 2007
Dracma

He soltado una lagrimilla con lo de los pollitos que van al cielo de los pollitos. Revindico un cielo comun de humanos y pollitos, pero ya, o mejor, exijo que los pollitos nunca mueran y sean siempre suaves y pequeños, en honor a Pío pío López el pollito Miope.

Otra cosa. No es justo que todo lo divertido lo hagas sin mi. A mi me arrastras a museos serios donde no te peudes reír al ver un cuadro negro bordeado de un marco blanco (yo me rio igualmente, pero bajito, por lo de no causar demasiada verguenza ajena) y cunado vas sin mi, te las arreglas para montarte el parque de atracciones (por no decir el aquapark) en el museo…Mi más sincero Grrrrr.

14 02 2007
Blackstar

Qué suerte que te escapes a Londres de vez en cuando, y más, teniendo amigos allí.

En Zaragoza acaban de poner vuelos a Roma con Ryanair barato barato se lo dejo baratooooooooo, y me están entrando unas ganas de salir corriendo al aeropuerto… y eso que todo el mundo me ha dicho que Roma no es nada al lado de Florencia o Venecia.

Hace tanto que estuve en Londres que tengo miedo de que haya cambiado demasiado cuando regrese. Supongo que ahora no me impactaría tanto como entonces, que era una virgen emocional.

No quiero comentarte, por eso de ser hipocondríaco, el tema de los pollos y los KFC. Bueno sí, es lo que tiene tener amigas químicas. Nunca compréis pollo en un Área de Guisona. Y cuando digo nunca es nunca.

14 02 2007
Troutman

Fíjate que a mi el tema de la anti-hi9giene alimentaria no me causa ningún problema hipocondriaco. al menos no muchos, porque si recuerdo estar en China un poco resfriado y temer por la gripe aviar.

La instalación del Tate modern es ésta: http://www.tate.org.uk/modern/exhibitions/carstenholler/default.shtm
Había que pillar un ticket (gratis) para poder lanzarse, y tenían 5 niveles diferentes. Lo mejor era la cara de felicidad de TODO el mundo cuando los veías llegar abajo. No me dió por leer las intenciones de la instalación, pero me imagino que irían unidas a ese efecto. Y la colección permanente siempre es un buen lugar que revisitar:

http://www.tate.org.uk/servlet/CollectionDisplays?roomid=3537

quizás debería haber puesto algún enlace en el texto, y es que sigo dándole vueltas al tema.

19 02 2007
Nuala

Eh, bitacoras me ignoraba porque yo colgué un comentario en esta entrada ue decía algo así:

“Nunca compréis pollo en un Área de Guisona. Y cuando digo nunca es nunca.”

¡Madremía! ¡Roger y yo llevamos meses comiendo pollo del Área de Guisona! ¿Qué nos va a pasar? ¿Moriremos? ¿Mutaremos? ¿Nos saldrán alas o plumas o pico o sufriremos las consecuencias de algún modo de esa carne estresada por vivir en cubículos apretados de engorde?

Francamente, tengo tan asumido que comemos junto con los alimentos tal cantidad de toxinas, metales pesados y demás porquerías que ya no me preocupa demasiado…

19 02 2007
Ana

Por una vez que el Troutman no se pone hipocondriaco y vais y le sacais el tema! A mi me hizo gracia lo del cielo de los pollos; como sera? Y dios, el gran pollo, se llamara… bueno, no voy a ser irreverente…
Anda que que mania teneis los ingenieros de calcular y hacer numeros. Yo cuando oigo una cifra lo unico que pienso es “y eso es poco o es mucho?”. De hecho en el mercao ya me conocen por ser la que pide cuatro manzanas, seis endivias y tres puNaos de coles de bruselas, porque ni con los kilos me arreglo…

19 02 2007
Troutman

Hombre, en el marcado creo que las últimas generaciones somos un poco así, como tú. Es decir, nunca se me ocurriría pedir medio kilo, o cuarto y mitá, de nada, porque es muy probable que la frutera se ria de mi a la cara (por lo poco o por lo mucho, nunca se sabe). Así que siempre utilizo la técnica de “tú echa que ya te digo yo cuando parar”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: