Sobre las intenciones

3 10 2007

Estos días me ha dado por mandar algún microcuento al concurso de la SER, por más que sepa que voy a terminar frustrado. De todas maneras, al ser un trabajo tan liviano y que requiere solo 10 minutos, he decidido no desistir, pese a que muchas veces de bastante rabia comprobar como los relatos premiados son una basurilla (otras veces, sin embargo, debo admitir, haciendo un extraordinario esfuerzo de abstracción, objetividad y, sobre todo, de modestia -esto último se me da muy mal de puertas a dentro de mi cráneo- que aparecen auténticas maravillas). En esta ocasión se trata de comenzar con la última frase del ganador de la semana anterior, y la semana pasada, el vencedor no tuvo mejor idea que concluir su microrrelato con una larga y bastante dificultosa frase que rezaba así:

No sé si os pasa, pero yo nunca logro evitar que los restos de ceniza manchen la madera del mueble del comedor.

Con lo cual, tras un breve lapso de tiempo imaginándome una señora de mediana edad hablando con una amiga suya sobre sus maridos fumadores de Ducados, o los estragos de un volcán sobre una mesa con un tapete blanco bordado, decidí decantarme por otro tipo de cuento, que envié como sigue:

No sé si os pasa, pero yo nunca logro evitar que los restos de ceniza manchen la madera del mueble del comedor.
Por más que intento mantener las ventanas cerradas es imposible evitar que algo se cuele en la casa. Y ya sabéis lo que me fastidia tener que limpiar ese mueble: con el jabón que tenemos aquí es casi imposible fregar nada. Hans se ríe de mí cuando me quejo y me dice que no me lamente, que « El trabajo libera ». No sé a qué se refiere. Desde que Josef se llevó a la judía que se encargaba de las tareas del hogar ya no doy abasto. Odio Polonia. Quiero volver a casa.

La cuestión en este caso no es lo bueno malo que os parezca o me parezca el cuento, sino su contenido moral. Dracma tras leerlo me miró con cara un tanto extrañada y me preguntó si había mandado eso a concurso, y al preguntarle el por qué me respondió que parecía una apología del holocausto. Para mí es evidente que se trata de la visión inocento o indulgente de una persona que pasa por allí que no es tratada con cariño, pero Dracma asegura que parece que me tomo todo el tema de Auswitz y los hornos crematorios a cachondeo, lo que no es el caso, no solamente en general, como es lógico, sino en el microrrelato en concreto. Lo curioso es que últimamente yo mismo soy bastante escéptico con las artes que hacen uso de la simbología y la ideología del fascismo de un modo irónico, ya que llego a pensar que es una subterfugio no tanto externo sino interno del artista para poder dar rienda suelta a unas filias que no se permite expresar. Estoy pensando en Starship Troopers o en Laibach, que se ríen tanto de lo que utilizan para expresarse como de los que creen que aquello va en serio. Y sin embrago sigo viendo algo demasiado oscuro en todo ello.

En cualquier caso, y aunque no tendría ningún problema en reírme sobre el holocausto, siempre que no tenga delante alguien a quien pueda herir con ello (o incluso en ese caso, dependiendo de sus razones), no es el motivo del párrafo que habéis leído arriba. Por tanto, me resulta preocupante haber transmitido un mensaje bastante oblicuo. Hasta cierto punto. Espero que no veten mi correo por neo-nazi cuando mande el próximo microrrelato, aunque tratándose de la SER, son capaces.

Anuncios

Acciones

Information

9 responses

3 10 2007
Dracma

Punto 1: no lo leí, me lo narraste “de memoria” de forma vacilante y dubitativa.

Punto 2: no te miré extrañada por el tema del relato, sino porque como no te acordabas muy bien del contenido y tardaste tanto en contarlo me costó procesar lo que me decías.

Punto 3: no dije que pareciera apología del holocausto que ya sé que no, sino que el jurado , al leerlo podía llegar a creer que
a) simpatizas con los nazis
b) trivializas sobre un tema como el holocausto

Ambas cosas pueden herir al colectivo judío, por lo que en mi opinión, tu tipo de relato te elimina como posible ganador de este concurso, porque probablemente el jurado que no te conoce y no sabe si estás rapado al cero, llevas tatuada una esvástica y tu libro de noche es el mein Kampf, así que no te va a dar el premio, por si acaso.
Además Incluso aunque el jurado captara tu verdadera intención lo cierto es que nunca se arriesgarían a herir a ningún colectivo y menos en un tema como este.

4 10 2007
Troutman

Bien puntualizado. Lo cierto es que no soy tan exhaustivo con cómo discurrió el diálogo por pura cuestión de espacio. En cualquier caso, tienes toda la razón, pero me gustaría saber si el texto parece tomarse el holocausto a cachondeo.

4 10 2007
Ana

Pues a mí me gusta. Luego el jurado veremos a ver cómo se lo tomará, y claro, a lo mejor no quieren polémicas, pero me parece una crítica de la indiferencia de los nazis a todo lo que pasaba, o la ceguera voluntaria, el no querer verlo… A lo mejor podrías haberlo alargado un poco más, porque a mí no me queda claro si la que habla sabe lo que está pasando o no del todo… Pero me gusta la idea, me recuerda a la peli “La historia oficial” http://es.wikipedia.org/wiki/La_historia_oficial

Me encanta cuando os ponéis a “ciberdiscutir” en plan Pimpinela.

4 10 2007
Dracma

Si a mi también me gusta el relato, sobre todo leido de corrido, sólo que en una sociedad en la que se dice “Compañeros y compañeras” por no herir sensibilidades no me parece muy factible que te den un premio por un relato como este.

4 10 2007
Ana

No me canso de decir que me encantan vuestros comentarios.

” Bien puntualizado” (Troutman 1, Dracma 0)
” sobre todo leído de corrido” (Dracma 1, Troutman 0)

Por cierto, acabo de leer el enlace al concurso ahora; cuando escribí mi comentario no me dio por hacerlo… Pensé que todavía no sabías si lo habían elegido o no. El que ganó me gusta, aunque no tanto como el tuyo, pero los otros dos no me dicen nada. Na, que no se mojaron…

5 10 2007
Dracma

“No me canso de decir que me encantan vuestros comentarios.”

Y a mi los tuyos, el de discusión a lo pimpinela no tiene precio. Me hizo rodar de risa y a Mikel aún más.

Dicen que en la comunicación entre personas del 100% de lo que dice el transmisor se percibe un70% y el otro 30% es invención involuntaria, fruto de los matices que nosotros conferimos a las palabras, de la predisposición etc… pero en el caso de Mikel es a la inversa. Entiende el 30% de lo que le digo y el otro 70% es fruto de su imaginación. Je,je.

13 10 2007
Nuala

Si se me permite mi opinión (y viniendo de alguien que interpreta cuentos de vampiros donde no los hay entendería que no) a mí no me parece una apología del holocausto, ni siquiera ligeramente interpretable como tal. Más bien relata la cotidianidad con el horror, cómo los alemanes ignoraban o pretendían ignorar lo que tenían ante los ojos.

Pero de todos modos elegir un tema controvertido para un concurso es un riesgo y casi siempre mala idea. Pocos jurados son valientes en ese sentido.

15 10 2007
Breath Me « La buhardilla

[…] cuento. Nada de nada. Así que si lo pienso me entristezco y me pongo de mala leche. Quizá use lo de los microcuentos que mencionó Mikel como ejercicio de […]

23 10 2007
Más microrrelatos « Borracho soy aún peor

[…] sabéis los que hayáis(me) visitado estos días, estoy mandando microrrelatos al concurso de la SER y Escuela de Escritores, sin ningún resultado. El caso es que la semana […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: