La espuma de los días

10 10 2007

Boris Vian también escribía libros cortos. La inmensa mayoría de las historias pueden relatarse perfectamente en doscientas páginas (y si me apuras, con letra grande), o si no dividirse hasta obtener un número n de libros de doscientas páginas 8 menos. Desde que planteé la cuestión unas entradas más atrás, aún no he descubierto la razón por la que la gente sigue prefiriendo las novelas de mucho peso, ¿Si no hay Dios que las lleve encima! En cualquier caso, hace un mes aproximadamente me leí “La espuma de los días”, obra del autor cuyo nombre abre este texto, y que como puede adivinarse, o bien me ha encantado o me ha parecido bochornosamente analizable.
Por fortuna (especialmente para mí), se trata del primer caso. No es algo que me esperase, ya que el libro anterior de Vian que me eché a la cara fue “Escupiré sobre vuestras tumbas”, que resultó ser un auténtico pestiño que en su día pudo tener una cierta notoriedad debido a las altas dosis de violencia y sexo que contenía (y que Vian firmaba bajo el seudónimo de un imaginario escritor negro y americano –quizás en ese orden- y en las que figuraba como traductor), pero por al que el paso del tiempo le has sentado peor que a un ser humano, que ya es decir. Es evidente que si alguna vez alguien escribe algo debe esmerarse en trascender mínimamente a su época o estará perdido, aunque a Vian me imagino que se la traerá bastante floja en estos momento. De todos modos, y aunque las influencias sean claras y también vayan de la mano con el periodo en el que se escribió, “La espuma de los días” trasciende y contiene, por momentos, auténtica belleza.
Con claros tintes surrealistas que impregnan todo el relato, especialmente en el arranque, y que pueden recordar en algunas ocasiones a una película de Disney (será por el ratón gris), la novela desgrana la historia de amor de dos parejas. En sí, esta historia de pasión post-adolescente llega a resultar un tanto ñoña, y la actitud de los dos protagonistas, por más que uno de ellos sea ingeniero (y pobre), bastante superficial. Incluso hay momentos en que la ideología del autor parece traslucir y dan ganas de moler a alguien a bofetadas. Demasiada inocencia reconcentrada. Pero en cualquier caso un buen montón de párrafos inolvidables jalonan sus páginas y hacen que su lectura sea realmente estimulante.
Unos últimos apuntes: por un lado, tal y como se indica en el enlace de Wikipedia:

Las ciénagas: La palabra “espuma” que se encuentra en el título de la novela simboliza la espuma y la humedad en la segunda parte de la novela, en la que hay muchas referencias a las ciénagas. El piso de Colin parece transformarse en ciénaga (los pasos de Colin producen ruidos mojados y pastosos). Encontramos el ambiente húmedo de los bayous de Luisiana, cuna del jazz que tanto gusta a Boris Vian.

En mi opinión la ciénaga de los días parece menos poético en el sentido cursi del término y por tono es más acorde con el libro, pero sin embargo “La ciénaga de los días” tiene mucho más sentido, tanto en la dirección de la novela como en la de la propia existencia. Se supone que, según indica la contraportada, la cual debería estar prohibida a cualquier persona con dos ojos, la historia narra el paso de la adolescencia despreocupada a la vida adulta, y aunque en parte pueda ser así, subyacen otros temas de manera mucho más evidente. Al leer tal comentario yo esperaba encontrar una última parte del libro en la que la literatura fantástica con cocineros de recetas imposibles y nenúfares en el pulmón diera paso a un cierto realismo sucio. Pero no, el tono se ensombrece pero el estilo permanece, y de hecho la obra culmina, de manera sublime para el que suscribe, con el ratón hablando con un gato.

Anuncios

Acciones

Information

12 responses

11 10 2007
Dracma

“Pero no, el tono se ensombrece pero el estilo permanece, y de hecho la obra culmina, de manera sublime para el que suscribe, con el ratón hablando con un gato.”
¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Spoiler¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

11 10 2007
Troutman

Conste que no es un Spoiler en absoluto porque lo relevnate de la escena (y de las anteriores) he tenido el buen gusto de no mencionarlo.

11 10 2007
Dracma

But now I Know that there is a twist, Predator.

11 10 2007
Troutman

Querrás decir Dominator

11 10 2007
Dracma

Por una vez tienes razón.

13 10 2007
Nuala

Siento interrumpir a Pimpinela…

Sólo quería decir que tras “Escupiré sobre vuestra tumba” no me quedaron ganas de leer nada más de este hombre. Le pillé una manía tremenda, yo soy así, qué le vamos a hacer. Pero si vencí mi prejuicio hacia Bret Easton Ellis tras leer “American Psycho” y me atreví con “Lunar Park”… ¿por qué no con “La espuma de los días”?

15 10 2007
Troutman

Pues creo que merece la pena que levantes el veto. Ni siquiera es como el caso de un Ellis o un Houellebecq, porque los estilos de “Escupiré…” y “La espuma…” están en lados opuestos del espectro literario.

En lo sucesivo intentaremos contener un poco nuestros momentos Pimpinela y dejarlos para disfrute de los vecinos.

15 10 2007
Dracma

A los vecinos incluso les cantamos y algunos pagan por vernos.

15 10 2007
Nuala

No lo dejéis, por favor, vuestros momentos pimpinela son entrañabilísimos.

15 10 2007
kar

dato estúpidamente anecdótico: “la espuma de los días” era el título del programa que el ahora laureado director Jaume Balagueró conducía en ràdio l’hospitalet, hace la friolera de 12 o 14 años… buen programa, pardiez. Y no, no iba de cine la cosa.

23 11 2007
Rock

La Espuna no lo he leido, aún asín me encanta el estilo violento, misógino y cabronazo en plan “me da igual 8 que 80” de su seudónimo en “Escupiré sobre vuestra tumba”. Y “Con las mujeres no hay manera” en su vertiente misógina más cachonda, he llegado a llorar de la risa mientras leía, cosa que sólo me ha pasado con Eduardo Mendoza y es algo que agradezco profundamente leyendo un libro.

23 11 2007
Troutman

Coño, yo creo que nunca he conseguido llegar a reirme con un libro (que yo recuerde). A lo sumo sonrisa. Tendré que probar entonces “Con las mujeres no hay manera”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: