Debo

17 11 2007

Me dispongo a salir de mi habitación. Se está muy calentito aquí. Tanto que uno se levanta con la piel seca y dolor de cabeza. Fuera hace sol, pero probablemente menos de cinco grados. Fuera, también, hay huelga de transportes, y un vecino con una conexión Wi-fi que viene y va. Sé que tengo que llegar al Quai de Branly y que tengo que coger la línea 13, que al menos hasta hace 15 minutos tenía servicios mínimos según la página de transportes de París. No tengo bolso y debo llevar encima lo que he apilado junto al ordenador:

-Mapa de París
-Cámara de Fotos
-iPod
-Cartera llena de billetes (sin exagerar)
-Un libro (y me he decido por La Despedida por una pura cuestión de tamaño, ya que el tamaño de Las Benévolas no sería capaz de encastrarlo en ningún bolsillo)
-El Moleskin (que nunca uso, pero ahí está)

La señora de limpieza (o un oso buscando debajo de la moquetas) está haciendo rudio en el pasillo, así que mi tiempo se acaba. Ayer debí preparar un relato y una nueva entrada, pero las calefacciones a todo trapo y los buenos libros, y una cama, me aturden y no soy capaz de superar las 12 de la noche sin caer en el sueño. De hoy no pasa.

Me queda una última duda: Me pongo la sudadera negra y anciana, gorda ella, o la nueva de Isis, que no abriga un pimiento? Puede parecer superficial, pero llevar una u otra hace que cambie el ritmo al caminar, casi más que lo que esté sonando en mis oídos.
Hasta esta tarde.

Anuncios

Acciones

Information

5 responses

18 11 2007
kar

por qué va a ser superficial?? nos debemos vestir según nos encontremos de ánimos, y una cosa, a veces el vestir de una manera o de otra puede modificar algunos aspectos del día que se va a afrontar (como comentas del paso según la sudadera)… ok, reconozco que lo escrito, puesto en boca de Joaquín Reyes imitando a John Galliano podría estar en cualquier gag.

18 11 2007
Ana

Más que superficial, a mí me parece lógico: te pones la sudadera que abriga, si hace frío, pa eso está, no? Esto de ser una “fashion victim” es lo que tiene…

Espero que pronto haya un artículo sobre el restaurante al que le llevamos (bueno, más bien en el que tuvimos que entrar porque se pelaba de frío el “chicarrón del norte”, aunque creo que la sudadera que puso era la vieja porque era negra…), donde se comparten vasos, copas y tenedores, y se cumple al pie de la letra eso de “donde come uno, comen tres”. Al menos en éste había tenedores; en el último al que le habíamos llevado tuvimos que comer con las manos…

Se echó de menos a Dracma, que estaba en un concierto de Camilo Sexto, pero lo pasamos muy bien! Hasta pronto, espero!

18 11 2007
Dracma

Acabo de llegar a casa y estoy esperando que lleguen de París, Mikel y las patatas moradas, con las que pensamos ponernos “idem”.
¡A mi también me hubiera gustado un montón estar con vosotros, pero bueno, febrero, está a la vuelta de la esquina ¿no?

¡Pobre Camilo VI!, ya me hubiera gustado estar en un concierto suyo, pero no, ni siquiera le vimos el pelo.

Lo que te pones influye en tu estado de ánimo y tu estado de ánimo influye en lo que te pones.
Confucio

19 11 2007
Troutman

Bueno, ya estoy de vuelta! Solo decir que finalmente me puse mi recién adquirida sudadera de Isis, porque aunque uno se pele después de frío es necesario ir pregonando la palabra de los dioses del Post-Metal por el mundo.

Un abrazo a todos. Uno especial para Ana y Bob, pero también al resto, tanto a los que escriben comentarios como a los que no, que hoy estoy en plan oso abrazador!

19 11 2007
Ana

Confucio Junior (uséase, Bob), lanza la siguiente reflexión:

“Por qué el pequeNo saltamontes no se puso las dos sudaderas, una sobre la otra?”

Así podrías hacer publicidad a Isis y al mismo tiempo estar calentín, y Confuncio Junior aNade que además así puedes, si quieres cambiar el ritmo al caminar, ir alternando una y otra.

Y a mí me vino otra pregunta que no tiene nada que ver con Isis sino con el hecho de escuchar MP3 por la calle: puede por favor alguien grabarte (y colgar el video en youtube, claro) mientras caminas escuchando estas canciones, una detrás de otra: Paquito el chocolatero, Desde Santurce a Bilbao, I will survive, y “Por qué no te callas” en reggaeton? Me gustaría ver cómo cambia tu ritmo al caminar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: