Cómo redireccionar la frustración

15 01 2008

O la envidia. O la mala hostia. O el hastío. Pero sobre todo la envidia.

Me siento gordo. Estos vaqueros que son más o menos ajustados los siento demasiado ajustados. Me siento una gótica anoréxica. Afortunadamente es solo temporal, un pico como la inflación que sufrimos, solo que realmente corto. Del mismo modo a veces me siento enaltecido, con ganas de crear, inspirado. Suele ocurrirme viajando o leyendo a autores de cualquier tipo podrían ser yo. No me pasa cuando leo La Carretera. No cuando devoro Bone. Solamente cuando estoy con el internet sacando humo como ahora, viendo las obras de gente que ha nacido el mismo año que yo (o después, que resulta mucho más terrible, o un poco antes) siendo publicadas, siendo reconocidas, siendo famosas incluso. Viendo profesionales y sintiéndome estúpido.
Mezclo todo esto con la frustración que me produce llevar semana y media en el trabajo con la sensación de perder el tiempo, con una productividad cubana, sin trabajo que hacer y con cargo de conciencia por no buscar labores estúpidas que realizar, por no ponerme, como un buen ingeniero, a repasar los proyectos antes de que se relanzan, a adelantarme a los acontecimientos pese a que sé que no servirá absolutamente para nada. Y encima sentir la agria pero oculta mirada de algún que otro compañero que está sobrecargado sabiendo que piensa que soy un puto huevón.
Mezclo todo esto con el disco de Beirut (que me llevó a procrastinar aprendiendo sobre la ciudad y las guerras del Líbano en Wikipedia) y con la lectura de un maravilloso texto de Sergi Puertas que recomiendo con todas mis fuerzas.
Y el resultado es solamente esto. Quizás que logre reescribir los dos cuentos que tengo pendientes. Debería ser suficiente tener mi trabajo y no deslomarme en una panificadora, pero no lo es.

Anuncios

Acciones

Information

17 responses

15 01 2008
kar

Amigo mío, la envidia es un sentimiento muy lícito y que siempre se le ha considerado de un modo absurdamente peyorativo. Tener envidia, aparte de sano, es bueno. No tenerla te convierte o en el tipo más feliz del mundo, o el más autocomplaciente o en el más pusilánime. Como de los primeros no conozco, y no creo que existan, me quedan dos grupos en los que no quiero estar. Así que déjame que me quede con mi envidia.

PD: si te sirve de consuelo, yo te envidio por el tema de los relatos en la SER

16 01 2008
mismanitasdevelcro

El texto de Sergi Puertas es, simplemente, demoledor. demoledor por la desesperanza y descreimiento que trasluce, y sobre todo, por las verdades como puños que dice. Y que bien escribe el tío, espero que le publiquen algún día sus dos siguientes novelas.

Creo que ya os conté un día lo que me contaba Sergio, el amigo de Krys que trabaja en Mondadori. Pilas y pilas de textos recibidos, que acababan, invariablemente, en la basura, sin que nadie, por mera decencia, se haya parado ni siquiera a leerlos, a intentar leer al menos las tres primeras páginas. Y sin embargo ahí tenemos a Danielle Steel, o como se llame, y que me venga a decir alguien que es buena. Pero supongo que copa una parte de la literatura que siempre tiene un público fiel y que no exige demasiado.

Yo no sé como lo han hecho algunos “autores jóvenes”. No sé como lo ha hecho Lucía Etxebarría, o Laura Espido Freire (ganó el Planeta con 25 años, nadie la ha superado), o David Trueba o Javier Salinas. Supongo que estuvieron mucho tiempo intentándolo, y que un día decidieron presentar una novela a un concurso con suficiente prestigio,o al Nadal, al Planeta, a la madre que le parió. Y eran suficientemente buenos, o no.

Lo que está claro, y lo dice muy bien el texto de Sergi Puertas, es que ante dos novelas de dos autores nóveles, parece que encima el extranjero tiene preferencia. Coño, si es lo que hago yo de que me voy a quejar!

En fin. Que hay que seguir haciendo lo que a uno le gusta. Aunque sea porque sí, aunque sea porque hay algunas personas a las que les gusta ver entradas nuevas en este blog, y relatos, y en fin.

16 01 2008
Troutman

El texto es demoledor, pero no tanto. Uno ya se imagina que todos ésos libros, cómics y guiones se pudren en las papeleras (aunque bueno, quizás se lo imagina pero no se lo acaba de querer creer). Lo que me ha resultado es emotivo y, en cierto modo, esperanzador. Al menos, motivador.

Luego tiene gracia encontrarse al cabo de un rato la siguiente entrada: http://www.lacarceldepapel.com/?p=2458

Kar, la envidia es un motor como otro cualquiera, ya hemos hablado de ello otras veces. Mientras no desees el mal del prójimo (llámame Bendicto) es tan buena como cualquier otra cosa.

16 01 2008
Blackstar

En el curso de inteligencia emocional el psicólogo decía que cierto grado de envidia es necesaria. Totalmente de acuerdo, es lo que le hace a uno querer superarse, o superar a otro. También es necesario cierto grado de hastío, y hasta de tristeza supongo, aunque yo hace mucho tiempo que no me siento triste, es más, estoy en una etapa de mi vida tan buena que no me lo creo. Otra cosa es que a veces piense que ser bibliotecaria es un aburrimiento y bla bla.

El texto sí que es emotivo, y motivador también. Demoledor no es sólo sinónimo de algo malo. Demoledor es sinónimo de hacer remover algo. En mi particular universo de las palabras, claro.

Ánimo con los relatos de la SER, yo he estado intentando escribir uno y me resulta muy complicado.

16 01 2008
Troutman

Del mismo modo que cambiaba mi nombre en los CV que mandaba cuando estuve en Madrid, si algún día llego a publicar, debo hacerlo bajo seudónimo anglófono. Ya que todos nosotros mismos nos decantaríamos antes por un autor novel llamado Anthony Johnson que por otro de nombre Antonio García, tenemos que ser consecuentes. Por tanto, voy a ir pensando en mi alter ego escritor.

Walton Duvall
Vladimir Fridmann
Max Aue

etcétera. Quizá haga una encuesta al respecto en la próxima entrada

16 01 2008
Blackstar

Lo de la encuesta de nombres mola.

a Walton Duvall me lo imagino como un americano un tanto afrancesado, que bebe martinis con aceituna a última hora de la tarde.

a Wladimir Frdimann, como uno de esos autores raros que tienen un éxito super éxito y luego no se vuelve a saber de ellos.

Max Aue es contundente y sonoro, y seguramente, más inclasificable. en todo caso, se parecería demasiado a Max Aub, lo que no sé si sería una ventaja o un inconveniente.

Yo igual me decantaba por uno de esos nombres romanos que tanto me gustan, como Atella, Olimpia o Rea, y de apellido,pues Oakland, o algo semejante.
Desde luego no podría usar ninguno de mis dos apellidos verdaderos, son lo más antiliterario que hay y la gente siempre los escribe mal.

16 01 2008
Nuala

No sabía lo de La Cúpula, se lo acabo de pasar a Roger. Está jodidillo porque no le pagan y espero que esto le anime a sacar tiempo para preparar Su Proyecto (quitándose horas de sueño, tendrá que ser).

Yo ayudaré en lo que pueda. Con el seudónimo de Sandra McCloud o algo así.

16 01 2008
Troutman

Joder qué putada. Qué es lo que no le pagan, el cómic ese sobre la violencia en el fúmbol? Y hablando de McCloud le he regalado el último a mi pater. A ver qué me cuenta. Debo retomar elomic que empecé con él, pero ya se sabe cómo son estos dibujantes, en cuanto la historia no les mola empiezan a poner pegas…

Max Aue es un guiño a Las Benévolas

16 01 2008
Troutman

Y Blackstar, tus dos apellidos son ABSOLUTAMENTE literarios. Dracma, por ejemplo, también tiene unos apellidos aparentes para figurar en una portada. Sin embargo yo necesito un seudónimo.

16 01 2008
Blackstar

Sandra, mucho ánimo a Roger, qué difícil es el mundo de los creadores, cachis, siempre le admiraré por su valentía.

Ojalá tenga mucha suerte y ojalá hubiése más iniciativas como ésta.

Un abrazo

Lo de McCloud te va fenomenal con tu pelo rojo

16 01 2008
claudia

De cerca he visto tener éxito a gente con pseudónimos tan baldíos como Alberto Paniagua o Rosa Amelia Lis…

Mendigar por las editoriales es frustrante, por eso los concursos abren, a veces, alguna puerta. Los blogs también son una puerta que se puede abrir. Como en el futbol, existen “ojeadores”…Aunque también plagiadores. En cuanto a la envidia, es normal, siempre y cuando la domestiques con el fin de superarte.

(Lucía Etxebarría tiene una web plagada de faltas de ortografía). El factor suerte-estrella caída del cielo, existe para desdicha de unos cuantos.

Mike Ingreib??

16 01 2008
Ana

Pues qué queréis que os diga, yo si dudo entre dos libros de dos chavales, y uno es espaNol y otro ruso, elegiré el espaNol porque no hablo ruso… En las traducciones se pierde tanto (y a veces se cambia tanto, eso os lo puedo decir porque durante la carrera tuve que leer algún libro en inglés y su traducción al espaNol y hay traductores que válgame dios…). Cuántas veces me enfadé, creo que le cogí tirria a la traducción después de aquello…

Eso no quiere decir que no haya leído ningún libro escrito por un autor cuya lengua no hable, claro, pero en los casos en los que habláis, si dudo entre un libro escrito por un “Antonio García” y otro escrito por un “Vladimiros Nikolakis”, me compro el de Antonio!

16 01 2008
repeinado

Complejo todo esto, de verdad que si. Lo de ver que otros triunfan haciendo lo que a ti te gusta hacer y sabiendo que en ocasiones tu lo puedes hacer mejor es algo que simplemente se ha de asumir. Tampoco dudo ni por un momento de que uno puede tener talento pero si no lo trabaja es difícil que llegue lejos. Y trabajarlo es presentars ea cien concursos, caer simpatico a cien personas contándoles cien tonterias graciosas a cada una de ellas, y tocar esas cuatro teclas que hacen que algo funcione aunque no tenga una calidad suprema, como por ejemplo Daniel Steel. Ahora bien, tampoco me cabe duda de que Steel es una asalariada mas al servicio de sus historias de amor para mujeres maduras, y que dudo que imprima un gramo de pasion verdadera en sus textos. Y nosotros lo que queremos es que la gente vibre con los textos, ¿no? O lo que queremos disfrutar escribiendolos….o solo que los lea mucha gente…

Respecto al tema de los concursos….no se nada de ese mundo, pero imagino que sera un merendero de amigotes mas. .

16 01 2008
Troutman

En mi caso, la envidia que siento navegando por internet es absolutamente sana. Incluso no llego a pensar en que los que triunfan sean peores que yo, siempre me parecen maravillosos. También puede ser falta de criterio. Estoy hablando de éxitos relativos. Cuando hablamos de gente ya consagrada las cosas cambian y suelo tender a la ultra-crítica.

Los concursos serán un merendero, pero no puedo evitar seguir mandando relatos. El otro día estuve leyendo el cuento ganador del certamen de relatos de La Felguera, que resulta ser el más antiguo de España, está dotado con un premio hermoso-hermoso y ha tenido algún vencedor de renombre. Pues bien, el relato (y que me perdone su autor si de repente pasa por aquí), me pareció malo de solemnidad. Objetivamente. Y ahí ya no siento envidia sino indignación.

Ana, lo que pasa es que, además, tu vives fuera (y encima enseñas inglés)!

Claudia, anoto Mike Ingreib.

17 01 2008
Blackstar

¿El ganador es “El escrúpulo místico”?

No me ha parecido malo, pero si aburrido. Creo que porque más que un relato me ha parecido un panegírico, pero no podría decir que me parece malo. Sí que lo tacharía de que es un poco rancio y que leer palabras como fotocopiación me han dado ganas de soltarle un moco por listillo.

Y estoy segura de que el Liencería existe, fíjate.

17 01 2008
Troutman

Es largo, aburrido y encima tiene partes terriblemente chuscas. Si fuera un estilo Delibes, en el que el narrador es un chaval normal de pueblo que carga cajas de bragas, tería hasta un pase. Tratándose de un supuesto aspirante a escritor, tiene tela. Y sí, la sensación que da es que TODO lo que cuenta es real y que Liencería existió tal como lo cuenta.

Luego actualizo con un par de microrrelatos. A ver si saco cinco minutos para lo de esta semana que aún no he podido.

17 01 2008
Nuala

Me refería a que no le pagan AÚN, aunque él haya entregado en su plazo en el 2007 quizá llegue marzo sin que vea SU dinero…

Me estoy leyendo el último de McCloud y Roger lo ha acabado. De momento me está pareciendo muy muy interesante. A ver si se anima tu pater.

Y a ver si me animo yo también a volver a participar en lo de los microcuentos, que no he vuelto a tener tiempo de enviar ni uno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: