Señores con pelo en las orejas

21 01 2008

El mundo gira de nuevo bajo mis piés. Rumbo a la India otra vez.

Me levanto a las 4 y media de la mañana del Sábado (luego es, técnicamente, Domingo), me ducho y me visto. Me despido de Mireia, que está medio despierta e intento robarle la manta, pero no se deja. Cojo un taxi que había reservado el día anterior. Esquivamos unos cuantos borrachos que nos increpan (unos) o hacen eses (otros) caminando por el medio de la carretera antes de salir de la ciudad. La radio crepita y la chica del otro lado informa de que le han robado el taxi a uno de sus compañeros en la esquina de Gran Vía con María Diaz de Haro en pleno servicio. Esto lo comprendemos tras unos minutos de confusión, ya que resulta un tanto difícil de comprender qué lleva a alguien a robar un taxi a no ser que se trate de una sobredosis de Gran Theft Auto mezclada con tripis. Dejo al taxista (o mejor, el me deja a mí) en el aeropuerto, deseándole que encuentren al capullo roba-taxis pronto. Tiene a toda la flota buscándolo y cagándose en sus muelas (hoy descubro que, efectivamente, era un hijo de su puta madre). Facturo y desayuno en la sala VIP, cortesía de mi frecuencia viajera.

El enlace en París es de menos de una hora y llego bastante justito. La puerta de embarque está en la nueva terminal de Charles de Gaulle que se ha preparado expresamente para poder operar con el A-380. En cualquier caso, no pienso correr. No soporto que la gente vaya pegando brincos a todas partes con una guindilla en el culo. Un poco de clase, por favor. Volamos en un 747. Me ha tocado un asiento de ventanilla en el piso superior, muy cómodo. A mi lado tengo un indio de tropecientos kilos con la mayor pelambrera en las orejas que nunca he llegado a ver en un ser humano. El bigote lo lleva perfectamente recortado y el pelo arreglado primorosamente, pero de sus pabellones auriculares salen enredaderas negras. Ése tipo de cosas que uno no quiere mirar pero no puede apartar la vista de ellas. Al menos no huele mal. Durante el trayecto sobrevolamos el Cáucaso y el paisaje de montañas nevadas me deja extasiado. Hay algo en esas formaciones que a uno le hace ponerse tontorrón. En concreto, aquella zona del mundo me resulta de lo más intrigante. Me entran unas ganas terribles de escribir, pero en lugar de ello leo y me trago un par de películas, incluyendo la comedia romántica de rigor (en este caso, Matrimonio compulsivo). Es de recibo, no hay vuelo de largo recorrido que deba realizarse sin ver uno de estos pilares de la sociedad occidental que es la comedia romántica actual, tan blandita, tan aséptica. El equivalente al Lambrusco en los vinos.

Aterrizamos en Delhi a la hora. Media hora para pasar el control de inmigración. Una hora delante de la cinta para recoger la maleta, viendo como un grupo de chinos está constantemente asomado a la abertura por donde aparece el equipaje, hablando con los “lanzadores”, en una de esas muestras de impaciencia china sin sentido que tanto me maravillan. Me duele la garganta. Solamente logro dormir dos horas en ese hotel Sheraton desaprovechado que me sirve para hacer escala. Por no sacarle partido, ni desayuno. El vuelo de Calcuta de las nueve de la mañana va con retraso Me tomo un café y me como un sándwich. Después me doy cuenta de que tenía tomate crudo. Craso error por mi parte. Llego a mi hotel a eso de las dos, y antes de salir hacia las oficinas con cara de zombi somnoliento paso por el restaurante a comer algo. Pido un cordero con coco, el cual no tiene señalización de picante en la carta, pero que consigue que se me salten las lágrimas de dolor. En pleno éxtasis masoquista, me llaman de la SER para comunicarme que vuelvo a ser finalista del concurso de micro-relatos esta semana. Les comento que intenten no tener veinte minutos al teléfono como habitualmente ya que luego el jefe puede ver la factura y reclamar mis gónadas en contrapartida. A ver si a la tercera va la vencida.

Por la tarde vuelvo andando desde la oficina al hotel y nadie me intenta vender nada por la calle, solamente un chaval me comenta: “Hey guy, great beard!”. Ni le miro.

Anuncios

Acciones

Information

24 responses

21 01 2008
claudia

Hey, que suerte…Mañana te escucharemos. Me ha gustado mucho la crónica del viaje!

21 01 2008
Ana

Ya tengo ganas de leer el relato yo también! (que escucharte no podré)

Muy buena la crónica y las fotos, que estás mejorando mucho. Ahora las aprecio y todo. Al principio me decía “pero qué es esto?” y ahora les veo mucho arte :-)

Suerte!

21 01 2008
Troutman

Me alegro de que te vayan gustando las fotos! De hecho, como bien puede observarse en el ejercicio egocéntrico final, Mireia me ha regalado un nuevo juguetito.

A ver qué tal se da mañana. Es la primera vez que me seleccionan un relato que realmente me gusta!

21 01 2008
claudia

Se te dará bien, ya verás. Es cierto lo de a la tercera va la vencida. Oye, y que hora será en La India?

21 01 2008
kar

tus crónicas de viajes son siempre interesantes. Si encuentras el gorro que perdió cristo, no dejes de fotografiarlo.

21 01 2008
Dracma

¡¡¡Yo quiero ser seleccionada por la SER, y al menos quedar finalista¡¡¡ En fin, redireccionaré mi frustración de forma constructiva, es decir, minando tu moral poquito a poco hasta anularte como ser humano.

Que sepas que ahora que te has marchado, puedo tumbarme en la cama en diagonal y… ¡Tachán tachán! He tomado posesión de la manta. En adelante no pienso dejar que vuelvas a hacerte un capullo.

A mi también me ha gustado la foto “reflexiva”, pero la segunda por ejemplo resulta muy borrosa ¿no? Y no parece voluntario. De todos modos es cierto que con el tiempo las fotos de Mikel cada vez son mejores, o eso, o nos vamos acostumbrando. En cualquier caso, me quedo con las imágenes de marañas de tendidos eléctricos al atardecer que sacó este verano en Japón, son preciosas, y creo que alguna está colgada en el blog, pero dadas las reducidas dimensiones pasan desapercibidas.

Lo del taxista parece de película, y lo tuyo con los indios obesos parece predestinación.

22 01 2008
Blackstar

Que disfrutes de la India.
Y me alegro mucho por lo de tu microrrelato, seguro que a la tercera va la vencida! A ver si cuelgo los dos que escribí yo, tengo que decir que me resultó bastante difícil.

Para que luego hables de la envidia…

Por cierto, no sé que me da más grima, pelos saliendo de las orejas o esos enormes pelos que tienen algunos chinos colgando de sus lunares.

Un abrazo

22 01 2008
Nuala

Durante una época (tendría unos 13 años y volvía en bus de nadar) me obsesionaron las orejas de los viejos. Por lo desmesuradas, deformes y peludas que acostumbran a ser. Me embobaban especialmente las repulsivas matas de pelo saliendo de ellas. Me daban náuseas pero no podía apartar la mirada. Sería ya mi obsesión por lo malsano.

Felicidades por ser uno de los elegidos. Yo no he vuelto a enviar ni un solo microcuento (de hecho sólo envié uno) y esta semana, que iba a hacerlo, no me inspiraba la frase. ¡Suerte!

22 01 2008
Blackstar

Bueno, ya he visto que esta vez tampoco ha habido suerte.

De todas formas, tengo una observación, el microrrelato ganador excede las 100 palabras, tiene 116, si contamos artículos, preposiciones etc. ¿es legal?

El tuyo me gusta mucho, una lástima, pero el de la ganadora está muy bien.

A seguir intentándolo!

22 01 2008
Ana

Dracma, welcome back! Te echábamos de menos. Me gusta mucho la metáfora del capullo :-)

Acabo de leer los relatos de esta semana y la verdad es que otra vez me gusta más el tuyo… Lo del comedor de sables tiene su cosa, pero me parece un poco simple, no sé…

De las fotos, me encanta el autorretrato, pareces lo que eres, un trotamundos.

No es por defender a los chinos (que también), pero lo de los pelos colgando de lunares afecta a todas las razas, con esas cosas que dicen de que no hay que arrancarse los pelos que salen en los lunares, yo conocí a muchos blancos con melenas saliéndoles de la rodilla, o del antebrazo…

22 01 2008
Blackstar

Ana lo de los pelos no tiene disculpas. Servidora tiene lunares, y ejem, un pelillo que sale de uno de ellos, que recorto siempre de manera conveniente!!

Arrancarlos nunca!

22 01 2008
Nuala

Lástima. Pero por lo menos la frase de esta semana es más inspiradora. A ver si me pongo y se me ocurre algo. Por cierto, esta vez el sangriente has sido tú.

22 01 2008
claudia

Qué grande su relato…Grande, grande. El principiante Benjamin Paul Auster y su “jugada de presión” se quedan en un somero perfil del atormentado y oscuro detective cincuentón comparado con el chucho doce. Merecías ganar. La ganadora también, pero no por este relato precisamente.

Para quien dice que excede las 100 palabras. No lo hace. La frase inicial no se cuenta. Tiene justo 100 palabritas.

Desde Madrid a Calcuta, mi más sincera enhorabuena. No funcionó, lo sé y eso jode mucho pero el tuyo era el mejor.

22 01 2008
Blackstar

Vale, he releído las bases, se me había pasado.

Troutman, ya somos 13 para la casa, sólo faltan 7. Cristian ha estado este finde hablando con Pablo y Peterson y parece que no se deciden… bueno, Peterson en función de lo que diga Pablo…

A mi oferta de las longanizas se suma queso patamulo y trenza de almudevar.

22 01 2008
Ana

Blackstar, hoy parece que te estamos riNendo todos! No es nada personal, no te preocupes :-)

Además a mí solamente por haber nombrado el patamulo, la trenza y las longanizas ya me caes bien, gracias por haberme hecho aprender lo que es todo esto que tiene una pinta que cuando me pase por Aragón lo voy a probar todo!:

http://www.saboresdepueblo.com/tienda/producto.asp?idProducto=54

http://www.queseriamontequesos.com/html/files/Actividad_171.html

22 01 2008
Troutman

Gracias por los ánimos. Hoy esperaba llevarme el gato al agua. Nada, a seguir dándole. Encima sigo con mi maldito dolor de garganta y mañana tengo que levantarme a las 5 para coger un avión a las 7 y visitar un taller en el puto culo del mundo. Aunque bueno, peor es pasado, que toca levantarse a las 4 para ir a Patratu (que riman, como Calcuta y mujer de vida disoluta).

O sea, que a no ser que en los tiempos muertos de mañana me de por escribir en un papel y luego transcribirlo, dudo que actualice hasta el Jueves.

Y pienso dormir haciendo un capullo.

23 01 2008
Blackstar

Claudia, te aseguro que la trenza es algo que no debes perderte! Y de paso, pasar por Zaragoza! O mejor aún, el desconocido Bajo Aragón (Teruel).

Os invitaria a un desayuno virtual pero todavía no se ha inventado, qué lástima!

23 01 2008
Dracma

Blackstar, creo que era Ana la que quería comerse las trenzas (ji,ji mis juegos de palabras mejoran por momentos, si ello es posible). De todos modos, Ana, vosotros tampoco os podéis quejar, que en “la France” podéis degustar esos “señores crujientes” calentitos (los famosos señores croqueta) siempre que queráis.

23 01 2008
Ana

Gracias, Dracma, sí, era yo! Blackstar, que me enfado otra vez! :-)

Sí, si yo no me quejo de los “curasanes” (seNores croqueta? y eso qué eh lo que eh?) ni de los quesos de aquí, pero eso no quita que me apetezcan los de allí! Qué pinta todo, y qué mal nos vendemos; estoy enfadada conmigo misma por no conocer más la gastronomía espaNola, y es que para hacerlo hay que currárselo… Tendríamos que copiar eso de los franceses, que se venden muy bien… Cualquier día lo dejo todo y me voy a montar una patisserie-fromagerie (todo junto) a Teruel, y así de paso me aseguro de que existe!

23 01 2008
Dracma

Ana, evidentemente “Señor croqueta” es “Croque monsieur”, lo sabe todo el mundo.

23 01 2008
repeinado

Se ausenta uno dos minutos y se encuentra esto revolucionado del todo. Mikel, eres como Willy Fog, o como el tio del fraguel Gobo, aquel que mandaba postales desde el mundo exterior.

Bueno, a ver si anima todo el personal a la casa. A Peterson le vi con ganas de venir, así que igual si que se apunta. Pablo me dijo que no sabía, que lo pensaria. Yoyi lo mismo. Estaría bien que vivieran, desde luego. Pero vamos, que lo de que dependiera uno del otro era solo una teoria mia lanzada al tuntun y de la que no tengo prueba alguna (aqui pondria una cara de esas que dicen que lo que dices es de buen rollo…)

24 01 2008
Nuala

Yo añado que Pablo no tiene demasiada liquidez, según me dijo y que o iba a lo de Lleida o a Ainsa, pero que las dos cosas va a ser que no. Lo que no quita para que le anime a unirse a ambas cosas apretando el cinturón, que va a merecer la pena.

A Jose le vi muchas ganas de venir, a ver si se anima.

De las trenzas esas ya hace tiempo que oigo hablar y tengo ganas de hincarles el diente.

24 01 2008
Blackstar

Pos no os preocupéis, que ahí estarán.

Pensaba que Pablo estaba mejor en su actual curro, a ver si se anima, vosotros que le veis más, animadle.

24 01 2008
claudia

Gracias por la recomendación dirigida a Ana.
A Zaragoza estoy, afortunadamente, muy unida. Formo algo así como una trenza sentimental. Lo del desayuno virtual no estaría mal…
Saludos a todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: