Último día (6): Carmen Baldosín

23 02 2008

Entradas anteriores:
(5) Emil Bonanza
(4) Agnieszka Partyka
(3) Orestes Lewis
(2) Priscila Rosa Hernández Fonseca
(1) Tsan Park

La vida se pasa en un suspiro, hazme caso, te lo digo yo, que no te das cuenta ya tienes cincuenta años. Para mí, ahora va más rápido, aunque desde que dejé el trabajo salgo poco de casa. Lo sé, tendría que hacer más cosas. Sabes que sigo apuntada a las clases de reciclaje y también a las de Photoshop. Es lo que hago por las mañanas, me levanto, desayuno unas tostadas, a veces me bebo una copita de vino, y voy a mis clases. El profesor de informática es muy desagradable, especialmente conmigo porque claro, si fuera un bollito de veinte años seguro que me bailaba el agua, aunque quizás lo que pasa es que es uno de ésos gays amargados. No sabes lo frustrante que es. No, perdona, no quería generalizar. Después de clase suelo quedar con una amiga del banco donde trabajaba para tomar el café. Esa sí que vive bien, todo el día saliendo a desayunar, pero a mí me tenían harta, tenía que hacer el trabajo de los demás, sacarles las castañas del fuego y poner siempre la cara, para que luego el mérito se lo llevasen otros y a mí ni las gracias. No podía aguantarlo. ¿Si estoy buscando trabajo? Bueno, la verdad es que no me apetece nada…si en el paro me ofrecen algo a tiempo parcial lo pensaría, pero cada vez que se lo digo a la de la ventanilla, una mujer realmente desagradable, se ríe en mi cara.

Suelo comer en casa, cosas sanas, que ya sabes que es importante comer sano, y me tomo una copita de vino, a ser posible bueno, que total a una ya en esta vida es casi lo único que le queda. Ayer fui al médico y me dijo que el bulto de la espalda no era nada, pero no me miró bien, estoy segura. Ese Doctor Villuendas es un incompetente y además, maleducado. Nunca pasa conmigo más de cinco minutos y siempre me quiere recetar antidepresivos, pero yo no quiero drogas, yo quiero que me deje de doler la espalda y que me diga qué es ese bulto, que seguro que es algo. No me hacen ni caso, nadie, ni mi familia, ya ni siquiera la amiga del banco. A que es un desgracia, no me digas que no.

Las tardes las dedico a ver un poco la tele, pero no demasiado que atonta, además cada día es peor, antes sí que se hacían buenos programas. Normalmente prefiero hacer puzzles, como ése que ves en el suelo de la habitación. Estoy a punto de acabar, es una vista nocturna de Seúl que me está costando una barbaridad, más con el reuma de los dedos, aunque el Doctor Villuendas dice que no me ve nada. Qué sabrá él.

En eso paso el tiempo, un poco de tele, un poco de puzzles, alguna llamada a mi amiga del banco, reuniones de vecinos, que tenemos cada semana, no te creas. Tenemos que poner un ascensor y arreglar el tejado, pero es un desastre. Mis vecinos son todos unos impresentables y no hay manera de ponerse de acuerdo. Encima les digo que me han salido humedades y no me hacen ni caso. Ya de los orines del portal ni hablamos, que querían echar mi culpa al pobre Lucas, mi terrier, que en paz descanse. Estoy segura que era el anciano del sexto A, que es un incontinente.
¿Que hace frío aquí dices? Yo estoy acostumbrada, uso poco la calefacción porque me consumía una barbaridad, creo que los del gas me estaban timando, así que ahora simplemente estoy con jersey en casa, que sale más barato y además es bueno para el efecto invernadero, que hay que ver como está el planeta.

Escucha, ¿No oyes a la de arriba? Todo el santo día con los tacones, cuando se levanta por la mañana, por la noche cuando llega, no me deja descansar. Todo me pasa a mí. Al acostarme me tengo que tomar unas copitas de vino y uno o dos somníferos, que cuestan un dinero, no creas, porque vaya seguridad social que tenemos. Y menudo gobierno. Cada vez duermo menos, oigo el tráfico de la calle constantemente, y eso que puse doble acristalamiento. ¿Lo oyes no? El ayuntamiento dice que van a arreglarlo, promesas, son unos mentirosos, a nosotros que nos den dos duros. Así normal que esté de los nervios.

Anuncios

Acciones

Information

One response

26 02 2008
Dracma

Pues yo con este me he reido un montón, me parece que retrata perfectamente un tipo de personalidad muy definida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: