Principios de semana

13 05 2008

Como quien baja la basura. Como quién se lava los dientes. Como quien manda un e-mail para felicitar los cumpleaños, aquí están mis microrrelatos de esta semana.

“¡La malvada Hipotenusa capturó a Pi!” Gritó Mortadelo en la televisión con acento Venezolano. El niño observaba la pantalla sentado en el suelo con un cojín sobre las rodillas. Las luces del salón estaban apagadas y los dibujos animados se reflejaban en su carita. Sus ojos miraban con expresión vacía los gritos y brincos de aquellos esperpentos mal doblados que le fascinaban. De repente, Mortadelo se disfrazó de Superman. La boca del niño dibujó una sonrisa. Fue a buscar la manta roja que estaba en el balcón.

—“La malvada Hipotenusa capturó a Pi” me parece un título ridículo para esta canción, por muy instrumental y matemática que sea—Dijo mientras dejaba la guitarra apoyada en la pared de la sala de ensayos.
—Ander, no tienes el más mínimo sentido del humor—Respondió ella quitándose los auriculares—¿Cómo la titularías tú?
—Número 31.
—Das pena.—Apostilló ella moviendo la cabeza.
Años más tarde, en Wembley, a Ander se le pusieron los pelos de gallina al salir al escenario. Todo el mundo coreaba “La malvada hipotenusa…”. Ella siempre tenía razón: se giró y le guiñó un ojo. Nadie supo a quién se lo estaba guiñando.

Mi otra aportación del día es certificar el daño que pueden hacer los espacios diáfanos de las oficinas en la convivencia pacífica de las personas y en la salud mental de las almas sensibles. Yo soy de los que se pone de los nervios cuando tiene delante a alguien que hace ruido al masticar como si fuera una hiena rebanando los restos de una gacela Thompson, así que encuentro bastantes motivos para que pueda odiar sin motivo a alguna gente que se sienta a mi alrededor. Lo que siempre resulta más desasosegante es ser perfectamente consciente de que si fuera yo mismo el que se ubica justo a mi lado, me tendría mucha ojeriza.

Feliz día de trabajo a todos. Por cierto, que estemos a 25 grados y tenga que trabajar con sensación de llevar un rodal camachiano bajo la axila no ayuda

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

14 05 2008
Ana

De los tuyos me gusta más el segundo. En el primero no me pega que Mortadelo diga lo de la hipotenusa, no sé…

El ganador de esta semana, que no está mal, me recuerda al mundo de Sofía. El de la semana pasada, a Calvin y Hobbes (y por eso me gustó). El finalista que “descodificó” la frase me hizo gracia, qué imaginación!, pero creo que podría haberlo liado mejor.

Y el otro finalista me gusta, no sé si son paranoias mías o te parecerá mal pero si me dices que lo escribiste tú me lo creo, me parece de tu estilo. Que conste que me gusta!

La próxima vez que coma contigo tendré cuidado al masticar.

Muy buena la expresión “rodal camachiano”. Me partí de risa.

Dracma, aparece, que no se me ocurre ninguna puNalada!

15 05 2008
Troutman

El ganador está bien. me dijo mi madre que era una cría de 16 años. El de descodificar el mensaje está bien trabajado, pero como microcuento aislado, si nos olvidamos de la premisa, se queda en un poco birria. En cualquier caso era una frase jodida para empezar.

Dracma está en otra fase de juicio-tras-juicio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: