El rapidito del Miércoles

28 05 2008

Una actualización a toda prisa desde la sala de reuniones de mi empresa en Levallois, a la espera de que llegue de un momento a otro la delegación (que bonita y rimbombante palabra) de la compañia zambiana ccon la que tenemos que negociar un pequeño contrato. Así que aquí dejo mis microcuentos de esta semana.

Miriam arrugó en sus manos el garabato ilegible que había dibujado y lo lanzó a la papelera. La imperfecta bola de papel rebotó en un borde, después contra la pared y acabó sobre la moqueta. Miriam se levanto de su mesa, recogió la pelota de celulosa y la abrió. Dentro había un dibujo de un jugador de baloncesto. Cogió un folio en blanco y trazó otro garabato. Abrió la ventana y tiró el papel. El viento lo volteó unos segundos y tras un par filigranas se convirtió en un avión de papel que volvió a entrar planeando a manos de Miriam. Lo desdobló y leyó: “Hola, soy el espíritu de Walt”

Miriam arrugó en sus manos el garabato ilegible que había dibujado. Cogió otro folio en blanco y trató de escribir su nombre de nuevo, pero era imposible, solo trazaba líneas sin sentido. No tenía problemas para escribir cualquier otra cosa, pero no podía con su nombre. Acudió a un psicólogo y logopeda amigo de la familia y le explicó su caso. La escuchó pacientemente y después le dijo:
—Inténtelo con los ojos cerrados.
Miriam los cerró y dejó correr la pluma. Al abrirlos leyó su nombre y sintió que se desvanecía. Despertó con la cara del doctor frente a la suya.
—Ahora tendrá que aprender a convivir con él.

Miriam arrugó en sus manos el garabato ilegible que había dibujado. Cogió la pintura azul y atacó otro folio en blanco. Miriam madre recogió el papel arrugado y lo guardó con orgullo en el bolsillo. Llamaron a la puerta: era la niñera.
Miriam madrepasó por la tienda junto a su despacho y compró un marco. Aplastó el papel arrugado contra el cristal y colgó el resultado en la pared tras su escritorio. Activó el interfono:
—Enrique, haz pasar al primer paciente.
Un hombre calvo y arrugado abrió la puerta y se quedó mirando el garabato de su hija. Sonrió.
—Bonito búfalo dijo.
Miriam madre pensó que tenía que adelgazar.

Anuncios

Acciones

Information

7 responses

28 05 2008
Claudia 2008

Derroche de imaginación!!! Me quedo con el segundo… Queda demostrado que el nombre que nos ponen nos condicionará de por vida…Qué bueno aceptarlo.

Estaba esperando tus relatos. Echo de menos no escucharte en la radio.

28 05 2008
Blackstar

También me quedo con el segundo. Dice mucho contando pocas cosas.
¿así que de viaje? Seguro que estás disfrutando de esa parte de tu trabajo.
Acabo de venir de estar dos días en Madrid de curso y me ha dado pena no poder pasar más tiempo en la capital. Sigo pensando que vivo en la ciudad equivocada.

En nuestros planes veraniegos entra una visita a Donosti-Bilbao si Krys no se echa atrás (siempre puede convencerle Mireia con su tarta de queso), pero ya te lo diría seguro más adelante, seguramente sería para la primera quincena de septiembre, a ver si con suerte estais por aquí. De todas formas está a un tiro de piedra así que si no, cualquier otro finde fuera de esas fechas.

Eso sí, ¡queremos carne como la que le llevaste a comer a Cristian!

Un abrazo

28 05 2008
Ana

Pues a mí el segundo es el que menos me gusta de los tres…

Me encanta el tercero, y el primero me devuelve a la infancia, y como ahora estoy nostálgica tras haber escrito el comentario anterior sobre los niNos antes y ahora y tal…

Y Dracma qué dice?

29 05 2008
Troutman

Gracias por los elogietes (y menos mal que no he escrito eliojetes). Acabo de mirar los finalistas de esta semana y, que me perdonen, no se salva ni uno. El vencedor es como para pensar hacerse Gondolero o Limpiaventanas (co todos mis respetos).

30 05 2008
Gabriel

Me quedo con el tercero.
Hay un cuento de Murakami en el que una mujer olvida su nombre y se lo hace grabar en una pulsera para poder leerlo cuando le hace falta.
Esta vez yo pasé, ante la incapacidad semántica de arrugar garabatos.
Me gusta la frase para esta semana, pero de los ganadores opino como tú. Te lo digo con el corazón en un culo. Mi abuelo les diría: “Como escritor de microcuentos sos un gran cantor de tango”.

30 05 2008
Claudia 2008

Jajaja…Gabriel, “te lo digo de corazón (en un culo)”…No estaban todos tan mal! No seais tan despiadados, aunque es cierto que el nivel ha bajado un poquito. A ver que tal este último mes. Yo ya tengo mi preferido. Nunca fue superado…por ahora. Saludos!

30 05 2008
Ana

Estoy totalmente de acuerdo con Troutman y con el abuelo de Gabriel (aunque yo no habría sabido decirlo tan bien). No había tenido tiempo de leer los relatos de esta semana, y no sólo no me gusta ninguno sino que me molestan…

Y de los finalistas de la semana anterior, sólo me gusta el segundo. Real como la vida misma
:-)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: