Primera entrada sobre Shanghai

20 08 2008

Hablemos un momento sobre la historia de Shanghai. Una megalópolis de diez millones de habitantes (registrados) que poco a poco va perdiendo sus señas de identidad para ir apropiándose de otras que dentro de poco la harán indistinguible de otros núcleos urbanos asiáticos como Singapur. Pese a no haber sido una colonia occidental propiamente dicha, a partir de la Primera Guerra del Opio las naciones de pujantes de Europa, y principalmente los británicos, se asentaron en la ciudad dentro de las concesiones que China les concedió y con las que se impulsó el comercio y la influencia cultural sobre la zona. Estos núcleos se convirtieron en pequeñas réplicas de las ciudades de origen de sus habitantes, quizás incluso en gemelos de las zonas más pijas de Francia o Gran Bretaña, con sus edificios característicos, villas, parques e hipódromos, prácticamente vetados para los orientales. Las fotos de la época reflejan perfectamente la situación, en la que las calles comerciales o el paseo junto al Huang-Pu (el famoso Bund) están repletos de gente muy blanca (incluso para los tonos sepia) tocada con sombrero, monóculo y reloj de bolsillo (que aunque no se vean se intuyen), salpimentados con algún que otro sirviente de ojos rasgados portando una bandeja (o vagabundeando, en su defecto). Algunas de esas instantáneas las pudimos observar en el museo de historia de la ciudad, aunque básicamente éste se centra en las maquetas prácticamente para niños y que tratan en su mayoría sobre las costumbres de los habitantes chinos durante aquella y anteriores épocas, lo cual es bastante lógico, por otra parte. Sin embargo, el periodo de semi-ocupación británico-francesa entre mediados del siglo XIX y el fin de la Segunda Guerra mundial es el que personalmente me resulta más interesante. Ahí es cuando se mezclan de manera turbia toda la elegancia y la corrupción de este mundo.

El museo de historia de Shanghai se encuentra dentro de la torre Perla de Oriente, un edificio hortera de más de 400 metros de alto que alberga, además de dicho museo, un par de observatorios circulares, un restaurante y una serie de antenas, propósito con el que, imagino fue construida. Esta torre, cuyo nombre proviene, creo, de la denominación habitual que se da a la ciudad como joya de la corona de la República Popular de China pero que simplemente nos recuerda al nombre de cualquier restaurante chusquero chino, sirvió como foco del resurgimiento económico y urbanístico de la ciudad. A la entrada de la torre se encuentran una serie de fotografías en las que se muestra el skyline de la zona (Pudong) desde 1997, momento en que prácticamente solo destacaba su figura colorista con aspecto de película de serie B de los setenta (atentos a esta foto, aquello si que era la China de verdad), hasta el momento actual, rodeada y casi eclipsada por un gran número de rascacielos. Rascacielos que llenaran toda Shanghai en breve. Dicen.

Hay otro museo en la ciudad, el Centro de Desarrollo Urbanístico, en el que se encuentra una maqueta de lo que se espera que sea el aspecto de la zona para 2020, un verdadero enjambre de paralelepípedos alrededor de un rio serpeante por el que quizás todavía sigan circulando miles y miles de barcazas de transporte que parece que se caen a pedazos y entre cuyas callejuelas se seguirá vendiendo puto tofu apestoso y el agua de la refrigeración del aire acondicionado seguirá fluyendo en pequeños regueros que recuerden a orina y acompañen la sinfonía de hedores que no desaparecerá. Lo que es seguro es que no quedará ninguna mansión de estilo colonial y serán sustituidas por centros comerciales. O si todavía puede verse alguna será una réplica construida sobre los escombros de la que se erigió 150 años antes.

No tengo nada en contra de los centros comerciales. Tampoco de la globalización en sí. Incluso puedo comprender la incapacidad de los orientales por entender la importancia de la antigüedad y la decadencia de los edificios. Es una pura cuestión estética.

P.S: Voy añadiendo fotos en el album de Picasa. Si a alguien le interesa, enlace en el panel de la derecha.. Por si quereis ver fotos chulas de verdad no hay más que dirigirse alguna galería concreta del Flickr

Anuncios

Acciones

Information

3 responses

22 08 2008
Blackstar

Interesantísimo todo.

El año pasado Japón y ahora China, habéis visitado algo más aparte de Shangai?

He estado viendo las fotos y es impactante ver esos templos y edificios clásicos al lado de mega rascacielos de metacrilato y cristal al ácido. Esos contrastes la hacen muy especial.
Nosotros tenemos al lado de casa un restaurante chino llamado La Perla Oriental, fíjate.

A título personal, me gusta enormemente la segunda foto del album, un fondo rojizo y un aspecto entre industrial y película de submarinos.

22 08 2008
Troutman

Solo Shanghai alrededores. Queríamos un viaje tranquilo, sin desplazamientos internos porque la experiencia del año pasado con el calor en Japón fue un poco agobiante. E hicimos bien, porque el calor este año ha sido…peor todavía.

He subido más fotos. Para aburrir. Cuando me pongo a repasarlas y subirlas me doy cuenta de que una tras otra pueden ser un tostón, más con mis fijaciones en los encuadres. Me gustan los cielos, está claro.

A ver si la próxima entrada me queda un poco menos aséptica.

22 08 2008
claudia

Buenisima la ultima foto del post. Buenisima. Escribe un libro de relatos de viajes ya. El Increible Trotamundos. Bienvenidos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: