Restaurantes de Shanghai

18 10 2008

Debía esta entrada desde hace tiempo. Un fin de semana ocioso me ha permitido redactarlo.

He descubierto cuál es la razón última por la que quiero ser escritor y mínimamente famoso: necesito que alguna editorial me encargue la sección de gastronomía de una guía turística y así poder probar todos los restaurantes de la zona, cobrando. Shanghai es un lugar perfecto para empezar, señor editor.

Tras unos primeros días de tanteo y estudio de las guías (para las que todos los restaurantes son estupendos y maravillosos, por supuesto), mi querida rubia y servidor terminamos nuestra estancia veraniega en Shanghai de homenaje en homenaje, y es que la comida en aquella ciudad es barata e incluso los locales de copetín resultan aceptables para el bolsillo occidental, al menos por el momento. Por lo tanto uno puede obtener una experiencia de refinamiento asiático, que en algunos casos pude acercarse a ser una copia de exquisitez tokiota, a unos precios asequibles. Un caso paradigmático sería el exclusivo bar con vistas Cloud 9 que se encuentra en el piso 87 de la torre Jin Mao dentro de las instalaciones del Gran Hyatt (¿El hotel con más acabados dorados del mundo?), una maravilla de ubicación y diseño en el que hicimos merienda cena rodeados de una mezcla de asiáticos con posibles y guiris en pantalón corto, todo por el precio de una tasca turística en Barcelona.

A continuación, unas pequeñas reseñas de aquello que visitamos y más nos gustó:

BALI LAGUNA

Dentro del parque junto al templo de Jing’An (de hecho muy cerca del hotel donde nos hospedábamos) se encuentra este edificio de estilo indonesio, con su propio laguito, muy mono él, y un estilo balinés romántico y refinado, muy logrado. Extremadamente agradable. La cocina indonesia no es proclive en florituras, pero cumple con creces cualquier necesidad de exotismo. Os recomiendo que le echéis un vistazo a su página.

GU YI

En mi dedicación a probar cuantas más variantes de la cocina china, nos decantamos por uno de los restaurantes especializados en gastronomía de Hunan situados en el cruce de Julu Lu y Fumin Lu. Pese a que somos amantes del picante y además ya íbamos prevenidos por la guía sobre lo candente de algunos platos, lo cierto es que hubo momentos de verdadero sufrimiento, volcán en mi boca, con cierto cerdo macerado y ahumado que recomendaba la mencionada guía. A ese gorrino lo habían alimentado con chile desde pequeño, al muy cabrón, y después de la matanza lo habían tenido cuatro años colgado en alguna sótano de alguna cabaña del Sitzuan profundo. En cualquier caso, muy disfrutable. Estaba de bote en bote y tuvimos que esperar (masocas).

WHAMPOA CLUB

El penúltimo día, para celebrar mi cumpleaños, reservamos mesa en uno de los restaurantes englobados en el exclusivismo (al menos así es como se intenta vender) 3 on the bund. Desafortunadamente escogí(mos) el que representaba a la comida local de entre todos ellos. Es muy probable que sea una falta de capacidad de apreciación por nuestra parte de lo que es el refinamiento dentro de lo tradicional (yo mismo tiendo a buscar demasiada fusión algunas veces), pero sufrimos una cierta decepción. Un local magnífico, por otra parte, con vistas al río y a Pudong pero cuyos platos no me sorprendieron demasiado. Uno no se explica tanto pollo en un menú de semejante precio (a sesenta euros por cabeza, y hablamos de Shanghai).

KATLEEN’S 5

En el quinto piso del mueso de arte de la ciudad, dentro de la plaza del pueblo, se encuentra este restaurante de comida occidental que nos sirvió para escapar del achicharrante calor del mediodía en nuestras excursiones. Sin ser nada del otro mundo resultaba de lo más agradable, con un servicio la mar de majo y una comida fresca y bien preparada.

SHINTORI NULL II

Aquella noche estaba reservada para el People 7, uno de los restaurantes supuestamente de moda, de ambiente industrial chic (y es que soy un moderno9 y cocina vanguardista y entrada con truco de la ciudad. De hecho, la única señal para localizarlo en Julu Lu es un reflejo con su nombre sobre el suelo de hormigón de portal, ya que no hay otro indicativo. Pero estaba lleno. Así que acudimos a nuestra segunda opción, un japonés llamado Shintori Null II, de tintes parecidos. La entrada está aún menos indicada y solo se ve un camino de bambúes que lleva a una pared negra que al acercarse se desplaza dejando a la vista la entrada al local. Espectacular, con dos pisos y los cocineros encerrados en una pecera de cristal con ascensor. Cenamos en un medio-reservado sin ornamento alguno, paredes de hormigón desnudas, una delicada selección (lo siento, ya no sabía como decirlo) japoneses como no habíamos probado en el propio Tokyo (probablemente por no haber saber elegido dónde). No tiene página web propia, pero os recomiendo echar un vistazo a las fotos de flickr que reflejan perfectamente la experiencia. Una maravilla.

Hubo por último otro restaurante sito en esa esquina de Julu lu con Fumin Lu al que entramos por error, y en el que cenamos también magníficamente (incluyendo bird’s nest –quién sabe si de verdad- y aleta de tiburón) pero del que somos incapaces de recordar el nombre o encontrar referencia alguna en internet. Un restaurante-fantasma.

Anuncios

Acciones

Information

6 responses

20 10 2008
Ana

Y el nido ése es afrodisíaco de verdad o no? Queremos saber!

No escribí comentarios antes porque todavía me estoy reponiendo del shock que tuve al saber que my beloved Dr en Alaska era en realidad Dr en Washington…

Los restaurantes de los que hablas tienen más pinta de ser para turistas occidentales y para asiáticos occidentalizados, no? Digo yo que para la “real experience” habría que ir a los chigres cutres, eso sí que habría sido una experiencia… Lo de “refinamiento asiático” me suena más a eso, a “comida asiática pa atraer a occidentales”. Aunque yo de Japón no tengo ni idea y probablemente sea más refinado allí, pero pa mí “comida china” y “refinamiento” es un oxímoron.

Qué pensáis de la comida china en general? Porque hay cosas muy buenas y originales, pero hay otras que ellos se comen solamente por lo supersticiosos que son: esto del nido que es afrodisiaco, y en el enlace que mandas dicen que lo comen por eso, porque que sabe a goma… Luego también se comen fetos de pájaros (abren los huevos antes de tiempo) porque son buenos pa no sé qué,… Conozco a muchos chinos que no te dicen “como esto, que está muy rico”, te dicen “come esto, que es bueno para tal o tal”

Me está entrando una duda existencial: “no haber saber elegido dónde” o “no haber sabido elegir dónde”? … o los dos? Yo diría la segunda pero me suena todo rarísimo ahora!

20 10 2008
DRACMA

Si te digo la verdad no recuerdo si el nido estaba bueno, y lo de si era afrodisiaco, no se responderlo porque soy inmune a esas cosas. De hecho para mi la comida es el antiafrodisiaco por excelencia, lo único que me provoca es la sensación de tener una bola en el estomago…

Otra cosa, no creas que solo fuimos a esos restaurantes, también comimos en puestos y tascas de condiciones higiénicas más que cuestionables, solo que los nombres no los retuvimos. Lo mejor era comprar alguna cosa para comer porel camino: los dim sum sorpresa, nunca sabíamos que tenían hasta probarlos y a veces, ni por esas.

En cualquier caso, si que es verdad que muchos de los restaurantes mencionados por MIkel iba dirigidos occidentales o a chinos occidentalizados, pero como excepción por ejemplo me parece que el Gu yi, iba dirigido a chinos autóctocnos estaba lleno, y la comida era mucho más grasienta y contundente, en cantidades ingentes y menos fina.

Estoy de acuerdo en la comida china es sin duda más trotera, y de hecho, la mayoría de los restaurantes “de copetín” que ha mecionado Mikel no eran de comida realmente china.
El Bali laguna era indonesio, auqne en cualquier caso lo que tenía de especial más que una comida exquisita era el entorno, alucinante. El shintori null sí que era un restaurante de moda muy moderno y exquisito, (os recomiendo que miréis las fotos que ha enlazado Mikel) pero es que la comida era japonesa y esta por definición es refinada y delicada sin remedio.
El Katleen 5 era más occidental que otra cosa y la comida podía ser inglesa con ligerísimos detalles orientales.

Y bueno el WHAMPOA CLUB también era de comida china pero fue un timo descomunal, e iba dirigido a turistas. No creo yo que ningún chino de Shanaghai vaya allí ni por error. Comí peor que en el chino de debajo de mi casa. Se supone que era uno de los 3 mejores restaurantes de Shanghai, y pagamos más o menos como en los buenos restaurantes de Bilbao, y me lleve una decepción terrible. Es que ni siqueira puedo decir que la relación calidad precio fuera decepcinante, es que era peor que eso, es que todo estaba muy muy malo, y mira que es dificil comer mal en un chino… y no se trató de que la comida fuera muy especial y no acertara, es que era horrible con avaricia, lo caliente estaba casi frío y como recalentado, los platos eran abundantes pero sin gracia…si hasta el postre helado eran tres bolondrios de vainilla fresa y chocolate tipicos de un menu del dia de un bar cutre… eso si las vistas eran impresionantes y el restaurante mantenía un aire lujoso y decadente, tipo años 20 que tenía su aquel.

20 10 2008
DRACMA

Yo también diría la segunda

22 10 2008
kar

el día que sea escritor famoso y crítico gastronómico, me presentaré a la vacante para su secretario/asistente… o qué clase de escritor famoso no tiene uno de esos? Tiembla, Waylon Smithers

24 10 2008
Troutman

Tomo nota, una boca más que alimentar.

Respecto a chigres, personalmente adoro los antros chinos, cuanto más guarros mejor, de los que para ir al baño tienes que pasar por las cocinas, por ejemplo, donde está la abuela china dando vueltas a una cazuela 2×2 que se te queda mirando como las vacas al tren.

Supongo que la superstición tiene un peso en la gastronomía, incluso en la nuestra. Si no a quién se le ocurre tragarse una ostra de primeras. Vale, el hambre.

24 10 2008
Troutman

Por cierto, es la segunda. Adicción al botón publicar, ya lo he dicho.

Un último apunte sobre el Whampoa Club: es una lucha habitual entre Dracma y yo ya que no creo que fuera tan nefasto ni de lejos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: