Microcuento Navideño

24 12 2008

Bueno chavales, que paséis una gran velada con vuestra familia, familia política, peros, gatos, indigentes recogidos de la calle y especiales de mira quién baila. Adorad al niño Jesús o cualquiera de las variantes folclóricas que toque allí donde estéis. Yo os ofrezco un microrrelato muy navideño. Por no pensar he partido de la frase de la semana pasada. Semana en la que solo envié otro microrrelato y, como viene siendo habitual últimamente, muy precipitado. Ahí os dejo ambos!

¡Feliz Saturnalia!

En Laponia, hace frío…

Nunca terminamos Derecho. Que conste que lo intentamos con todas nuestras fuerzas, pero nos era muy difícil entender la jerga de los apuntes de la universidad a distancia de Oslo. Además nosotros no sabemos más que de ferrocarriles de juguete y muñecas de trapo (últimamente hemos hecho un master en Playstation), por lo que nos fue imposible estudiar los suficiente para demandar a Noel por tenernos aquí encerrados. Y es que en el fondo es un gordo insensible, así que no sé por qué se sorprendió tanto de despertarse con la cabeza de Rudolf en su cama.

Mi amigo Max

Nunca terminamos Derecho. A mitad de segundo semestre el profesor Barea se dio cuenta de que Max era un Babuino Gigante que hablaba y lo echó de clase, así que yo, en muestra de solidaridad con mi mejor amigo, dejé la carrera. Al cabo de los años terminaron encerrándonos aquí, pero a veces rememoramos viejos tiempos Max y yo, nos escapamos del centro y nos hacemos pasar por abogados en algún juicio. A él la toga le viene grande pero la gente no se da cuenta. Ayer nos llegó la notificación de que hemos ganado la última demanda.

Anuncios

Acciones

Information

3 responses

13 01 2009
Ana

El de Mi amigo Max está muy bien, aunque no sé qué opinará Dracma…

27 01 2009
Dracma

Dracma opina “de que” ambos son muy graciosos e imaginativos. El segundo
no me ofende, y además lo del intrusismo es algo que, si bien no aconsejo, teorícamente sería posible, porque cuando vas a entrar en sala a todo quisqui le piden carnet de identidad menos a los abogados y a los procuradores que no les piden ni carnet profesional ni nada de nada…por eso, y dado que la justicia es ciega, no descarto que un babuino con toga pudiera defender un asunto, y claro, si fuera convincente, hasta yo le daría la razón por mono…

18 09 2010
ahse

Yo pensaba que Max era un gato.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: