Siglos sin microcuentos

2 03 2009

Un par de intentos bastante fallidos. Hay uno especialmente vergonzoso, malo con avaricia. Lo cierto es que sirve reirme con mireia y mi hermano al recordarlo. El de esta semana está redactado (como todos, el viernes a las 11 antes del café y a cara de perro) haciéndolo inseleccionable a propósito. Además, al poder malinterpretarse la ironía, a partir de ahora puedo pensar que lo que mande no se selecciona porque me han vetado por xenófobo, cosa que siempre relaja y viene muy bien al ego.

Nunca te enamores en Londres

—La que siempre lucía antes de que los bombardeos acabasen con él. ¿A que es preciosa?—decía ella sosteniendo la chaqueta por los hombros. —Quédatela, él lo hubiese querido así.
—Probablemente, pero si se hubiese enterado de lo nuestro me hubiese estrangulado con ella—Él recogió la prenda de manos de ella, reticente.
—Yo no la desperdiciaría, y él ya no está, no le va a doler.
—De acuerdo.
Se la puso. Le quedaba como un guante, pero ni los bombardeos habían terminado ni ella había dejado de ser quien era.


El eterno resplandor de la mente impecable

La que siempre lucía antes de que los bombardeos acabasen con él. Su luminosa sonrisa nunca regresó. El dolor la borró de su cara hasta que al final de su vida, tras haberse arrastrado con su semblante taciturno a lo largo de las décadas, sentado en el sofá del salón de uno de sus hijos, con los tres nietos jugando a sus pies, pero sin acercarse demasiado a aquel ogro de cara adusta, la televisión emitiendo las noticias a todo volumen, una mueca apareció en su boca. Una media sonrisa. El Alzheimer le había alcanzado por fin.

Tenemos lo que nos merecemos

En la puerta había una gorra negra. Él estaba enfundado en licra oscura. La recogió y con un cuidado gesto se la caló, giró el pomo y salió a la calle. Era de noche y la azotea estaba ligeramente húmeda. El viento comenzó a soplar y su capa negra con la S amarilla cosida a mano comenzó a agitarse. Apretó el botón de play de su mp3, corrió hacia la repisa, saltó y emprendió el vuelo. Sus superpoderes le habían tocado en una tómbola. Está obeso. Escucha pachanga. Ve Salsa Rosa. Solo zurra a los inmigrantes, casi siempre sin motivo. Es el superhéroe de nuestro tiempo.

Anuncios

Acciones

Information

6 responses

3 03 2009
Ana

Y yo me pregunto, y ella quién era? El primero no lo entiendo, será que es hora de irse a dormir y mi cerebro está desconectao?

Los otros dos dan un poco de miedo pero me gustan mucho. Qué mundo éste.

5 03 2009
Dracma

Jo, Ana, menos mal que tu tampoco lo ves claro, porque yo le dije a Mikel que lo de “ella” no se entendía bien, que parecía que quisiera referirse a la chaqueta y que quedaba raro que dijera ella, y me respondió que lo que pasaba era que yo era “cortita”, y lo peor es que coincidió que Julen, su hermano, estaba con nostros y se mostró de acuerdo con Mikel, no en lo de cortita (no se pronunció al respecto), sino en lo de que se entendía a las mil maravillas: “se entiende perfectamente, quiere decir que ella, la mujer, sigue siendo una “pelandrusca””. Y Mikel dijo: “Exacto”. Está claro que comparten cerebro.

El segundo me parece terrible, sobre todo lo de:
“El Alzheimer le había alcanzado por fin.”
Me resulta poco literario, porque en lugar de mostrar que tiene Alzheimer lo suelta ahí a bocajarro. (De todos modos creo que me estoy volviendo una pedante, igual no es para tanto)
El tercero me ha gustado mucho, visto el título no parece xenófobo como imaginé en un principio cuando me expusiste la idea) quizá lo de “ve Salsa Rosa” lo cambiaría por otra cosa más genérica. Otra cosa que intentaría arreglar es lo de los cambios temporales, porque el cambio de pasado a presente me chirría un poco, pero bueno, de nuevo pueden ser manías mías.

5 03 2009
Ana

Venga, Mikel, dime a mí que soy cortita, atrévete! A mí el primero sigue sin convencerme.

El segundo lo que más me gusta casi es eso, lo de que lo suelte a bocajarro; como tú dices es terrible, ese hombre que da miedo a todos y que no se ríe nunca, e ironías del destino, zas, es el alzheimer el que hace que haya un atisbo de sonrisa en su cara… Lo de “por fin” a lo mejor queda raro, porque es como si alguien estuviera esperando que pasara eso… Pero para mí está muy bien escrito, simple (como a mí me gusta) y bien.

El tercero me gusta por el fin sorprendente; cuando habla en pasado yo pensé que era un loco que se iba a estrellar contra la acera… (lo que no habría tenido mucha gracia).
Lo de “Salsa Rosa”, confiésalo Dracma, lo cambiarías porque sabes, como yo, que ese programa ya no existe… Como le dijo una niNa de ocho aNos a otra, alumnas mías: “qué poca cultura tienes de chismes!”

Pues eso, qué poca cultura tienes de chismes, Mikel!

6 03 2009
Troutman

Muchas gracias por los comentarios y el apoyo al segundo texto Ana. Lo de Salsa Rosa es una contextualización del personaje a mediados del 2000, ejem. O un uso de un programa icónico de la basura como paradigma de todo lo zafio y margenizquierdoso (con perdón) en lugar de algún genérico que resulta muy soso y ocupa muchas palabras para un microcuento. Conste que que todo ésto lo pongo porque quería usar paradigma (aunque, para ser sincero, mi intención primera ea colar paradigmático, pero no me da pa tanto) dentro del comentario.

13 03 2009
Yizus

Hola, soy nuevo por aqui, pero igual queria dejar mi opinion sobre tus microcuentos…
El primero excelente.
El segundo no tanto.
Y el tercero la verdad no entiendo cual es la idea subyacente, estaria bueno que quisieras ponerme al tanto.
Abrazo, espero mas cuentos.

16 03 2009
Troutman

Hola Yizus, bienvenido!

El tercero, que puede dar lugar a alguna mala interpretación, es una sublimación de todos los males de nuestro tiempo en la figura de un superhéroe. Una chorrada como un piano. Como somos una sociedad podrida el único superhéroe que nos mereceríamos es un tipo detestable como éste. Conste que la frase de comienzo de esa semana era realmente difícil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: