Microrrelatos 2015

3 11 2015

Los enviados la semana pasada al concurso de relatos en cadena de la SER. Me he convencido a mi mismo de que no me seleccionan porque les cuesta contactar conmigo en China. El dos y el cuatro un poco trillados, pero soy poco exigente.

Titulo: Responsabilidad

Vuelven a ser invisibles. Anteriormente han tenido fuerza sobrehumana, rayos laser en los ojos, velocidad supersónica y, por supuesto, la capacidad de volar. Solamente cuando las cosas se ponen feas se vuelven transparentes. Nosotros fingimos no poder verlos, porque son nuestros hijos y necesitan creérselo, y también porque son nuestros hijos y no queremos siquiera mirarlos para no recordar lo que han hecho, otra vez, y el tiempo que hemos pasado limpiando la sangre de la tarima.

Titulo: Pequeños saltamontes

Vuelven a ser invisibles. Aparecieron en el cielo hace 3 meses, de la nada, sobre las ciudades más pobladas del mundo. Grupos de lo que los medios inmediatamente calificaron como naves espaciales, ovaladas y de superficie lisa, verdes, sin ningún distintivo. Intentamos acercarnos, mandar mensajes, buscar una apertura, sin éxito. No hubo mensajes de ningún tipo. Y hoy simplemente han desaparecido. Toda la humanidad perpleja, mirándose unos a otros, intentando entender que ha pasado. Pero solo los recién nacidos y sus ojos verdes lo saben.

Titulo: Batir de palmas

Vuelven a ser invisibles. Se mira las palmas de las manos, se levanta la camisa para mirarse el costado, se cerciora de que han desaparecido. Suspira aliviado. La vez anterior le aparecieron al haber comido cerdo en una ensalada sin darse cuenta, esta vez al beber un refresco con un cantidad irrisoria de alcohol. En ambos casos los estigmas se desvanecieron al cabo de 3 días, durante los cuales Imaad había tenido que llevar guantes constantemente. Mira una vez más sus palmas, sonríe, abre el armario y saca con mucho cuidado, casi con amor, el chaleco explosivo.

Titulo: Fluzo

Vuelven a ser invisibles. Las figuras han desaparecido otra vez de la foto de familia, y Marty también empieza a desvanecerse! Es demasiado tarde, Lorraine está totalmente enamorada y nada conseguirá sacárselo de la cabeza, incluso después de que el propio Marty se evapore delante de sus ojos (primera plana en las noticias). Años después les contará la historia a sus hijos gemelos, junto a la hoguera, cuya luz atravesará sus parcialmente translúcidos cuerpos.

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

4 11 2015
jose

El tercero te lo compro… el cuarto lo he leído tres veces y sigo sin entenderlo… pero esto me pasa con algunos de tus microrrelatos ;-)

5 11 2015
Troutman

Cuanto pagas? El cuarto es un un homenaje (un poco sobao) a regreso al futuro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: